Real Balompédica Linense Paco Candela 'El Imprescindible'

  • La Balona ha sumado el 84% de sus puntos en los cinco partidos disputados por el alicantino

  • En su ausencia, los linenses no ganaron y conquistaron dos puntos de 12

  • Las dos derrotas en Liga y la eliminación copera, en los dos meses en los que estuvo lesionado

Paco Candela avanza con el balón durante el partido del pasado sábado Paco Candela avanza con el balón durante el partido del pasado sábado

Paco Candela avanza con el balón durante el partido del pasado sábado / Andrés Carrasco

Paco Candela es imprescindible [o casi] para la Balona. No es una teoría basada en sensaciones. Lo dicen los números. Los albinegros han sumado el 84% de sus puntos en los cinco partidos que el de Crevillente ha formado parte de la alineación. En los otros cinco (uno de Copa) que se perdió al ser intervenido de una lesión de menisco en la rodilla derecha, los de Calderón no celebraron una sola victoria, con la que se reencontraron el sábado en el regreso del mediocentro. Escrito está que o mucho atina la directiva de Raffaele Pandalone con los refuerzos del mercado, o su regreso a los terrenos de juego le convierten en el mejor fichaje de invierno que se podrían imaginar los aficionados.

Pocas veces la estadística, tan denostada a veces, demuestra más a las claras la importancia de un solo futbolista en el balance de un equipo de fútbol. Y eso que las cifras ocultan el apartado más importante: el equilibrio que aporta Candela a una Balona que tenía precisamente en ese apartado su Talón de Aquiles. Lo admitió hasta su propio técnico, Antonio Calderón, en la rueda de prensa posterior al Clásico en el Nuevo Mirador ante el Algeciras, en el que su equipo arrancó un empate.

El alicantino Paco Candela reapareció el pasado sábado con la Real Balompédica Linense después de poco menos de dos meses, en los que ha llevado a cabo un hercúleo trabajo de rehabilitación que le ha permitido recortar los plazos.

Durante ese periodo en el que el equipo de La Línea no había logrado una sola victoria a pesar de jugar cinco encuentros (cuatro de Liga y uno de Copa). Con Candela en el campo la Balompédica volvió a celebrar un triunfo, el que logró ante el CD Marino. El resto de los guarismos son aún más esclarecedores.

Paco Candela fue una de las apuestas el pasado verano de Antonio Calderón, que le había tenido a sus órdenes en el Fuenlabrada. El míster hizo oídos sordos a los problemas físicos que habían impedido jugar al mediocentro en el Mérida el curso pasado y apostó por la contratación de un futbolista que llegaba avalado por más de un centenar de duelos en la categoría de bronce y, entre otros logros, un ascenso a Primera con el Leganés.

Ya en el primer partido de pretemporada, el que los albinegros saldaron con empate frente al Almería de Segunda, ofreció un nivel sobresaliente.

Candela jugó los cuatro primeros partidos de la competición liguera. La Balona (eso sin, sin vencer en casa) sumó ocho puntos de 12 posibles, tres de ellos en Cádiz gracias a un gol del pivote en una jugada ensayada a la salida de un córner.

Con los cosechado ante el Marino, el equipo balono cuenta con 11 puntos de 15 posibles en los partidos en los que ha jugado Candela. Es decir, con el centrocampista en el terreno de juego su equipo conquista el 73% de los puntos en litigio.

Después llegó su lesión de rodilla, que le convirtió en baja para el partido en el Nuevo Colombino ante el Recre al que la Balona llegaba como segunda clasificada del subgrupo IV-A de la Segunda B… y donde perdió la imbatibilidad.

Obviando el partido de Copa, en el que la escuadra linense fue eliminado, en los cuatro partidos de Liga sin Candela la Balona ha sumado dos puntos de 12. Es decir, un 16% de lo que litigó.

Todo ello deriva en que la Balompédica ha conquistado el 84% de los puntos que atesora tras nueve jornadas en los cinco partidos en los que ha podido contar con el de Alicante. ¿Es o no es imprescindible?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios