Real Balompédica Linense Nicola Radici, el incansable embajador de la Balompédica

  • El vicepresidente vende la 'marca' Balona por todo el planeta

  • Al tiempo ejerce de 'scouting' de los albinegros en África

  • Mentor de Kibamba y Bandaogo, Koroma es ahora su apuesta más esperanzadora

Nicola Radici, el incansable embajador de la Balompédica Nicola Radici, el incansable embajador de la Balompédica

Nicola Radici, el incansable embajador de la Balompédica

El vicepresidente Nicola Radici es el principal responsable de exportar la imagen de la Real Balompédica Linense en sus innumerables viajes por el mundo. El italiano es protagonista este martes de un amplio reportaje en el prestigioso diario deportivo As, en el que además de pronunciarse sobre la eliminatoria de Champions que este miércoles inician la Atalanta y el Real Madrid, explica de manera muy somera cómo se produjo su desembarco en la entidad de La Línea.

Nicola Radici (Bérgamo, 1973) divide su tiempo entre Bérgamo y Marbella, pero en los años 90 fue el director deportivo de la Atalanta, donde su padre era el máximo accionista y a dónde llevó a históricos como Christian Vieri y Pippo Inzaghi antes de que la rompieran en la Juventus. Hoy, cosas del destino, es el vicepresidente de la Balompédica Linense, la Balona, en la Segunda B española. Desde Bérgamo atiende a As para analizar esta eliminatoria entre La Dea y el Real Madrid...”, introduce su artículo Carlos Forjanes.

La primera pregunta de la entrevista está centrada es saber cómo un empresario del deporte italiano da con sus huesos en un conjunto de la Segunda división B. Radici responde: “Estuve una temporada haciendo scouting para el Sion, un club de Suiza. En verano iba a ver entrenamientos y amistosos en Marbella. Un día escuché detrás de mí a un italiano. Era Rafaelle Pandalone. Me comentó que había entrado en la Real Balompédica Linense. Yo tenía un proyecto de scouting con países africanos, para traer jugadores a un club europeo, que crecieran y venderlos. Rafaelle me pidió hacer esto con la Balona. Traje a Kibamba, que la rompió y lo fichó el Sevilla, luego Bandaogo, de Burkina Faso, que se ha ido al Betis... Está saliendo bien”.

Como bien saben los aficionados linenses no son las únicas operaciones con jugadores africanos que Radici lleva a cabo en la centenaria Balona. La más esperanzadora entre los futbolistas que aún pertenecen a la plantilla es la de Alhassan Koroma. La directiva albinegra evitó su salida al Real Betis el último día del pasado mercado de invierno por un lado para no descabezar la plantilla y por otro, porque la Balompédica exige la cláusula de rescisión de contrato del banda de Sierra Leona.

También forman parte del elenco balono gracias a las gestiones del vicepresidente el portero liberiano Ashley Williams, que pertenece a la primera plantilla. No acaba ahí la relación. En la órbita del club, entrenándose con el conjunto de Segunda B pero jugando habitualmente con el filial de Segunda Andaluza están Alusine Koroma (hermano de Alhassan), el gambiano Mamadou Cham –que llegó a jugar 13 minutos en la categoría de bronce en el partido que los de Antonio Calderón disputaron en Tamaraceite-  y Jorge Djandi, de Guinea Bisáu, sin olvidar al congoleño Faites Prévu Kaya, que es uno de los responsables de la excelente marcha de la UD Los Barrios, con la que juega en calidad de cedido.

El vicepresidente balono que cuenta su historia personal y su relación con el fútbol italiano, se atreve en la entrevista concedida al rotativo madrileño a hacer un análisis de la eliminatoria de Champions que arranca este miércoles: “Si yo fuera el Real Madrid estaría muy preocupado. Es el peor equipo que se podrían encontrar. Yo les tendría miedo, porque la Atalanta lleva cinco años haciendo cosas increíbles. Encima no le afectará un Bernabéu lleno en la vuelta, algo que siempre hace temblar las piernas del rival. Ni esa arma tiene el Madrid".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios