Real Balompédica Linense Calderón, el antídoto contra el pesimismo

  • El míster sostiene que la afición "debe estar tranquila" pese a la marcha de Montoya y Molina

  • "Los jugadores van y vienen, pero la Balona queda; haremos un equipo muy competitivo", afirma

  • "El presidente y yo somos ambiciosos y no estamos en absoluto preocupados", recalca

Antonio Calderón da instrucciones durante un amistoso de la Balona Antonio Calderón da instrucciones durante un amistoso de la Balona

Antonio Calderón da instrucciones durante un amistoso de la Balona / Erasmo Fenoy

El entrenador de la Real Balompédica Linense, Antonio Calderón, ejerce de antídoto contra el pesimismo que se ha instalado entre un sector de la afición de La Línea tras conocerse la marcha de jugadores como el guardameta Javi Montoya y el centrocampista Manu Molina, que han decidido no renovar porque tienen expectativas de jugar en categorías superiores. “La Balona va a tener un once competitivo cada domingo en el césped, eso lo puede dar por seguro la gente”, garantiza el míster, que desvela que, aunque no se hayan dado a conocer todos los nombres, el club ya tiene asegura la continuidad del “sesenta por ciento” de la plantilla del curso pasado.

La afición tiene  que estar muy tranquila”, defiende Antonio Calderón. “El presidente ha demostrado que es un hombre ambicioso, yo desde que llegué creo que también he dejado constancia de que lo soy y si me quedé un año más es un mensaje claro de que vamos a hacer un equipo que siempre va a querer ganar”.

“Yo en absoluto estoy preocupado”,  recalca el entrenador, tajante. “De hecho nosotros desde finales de abril y primeros de mayo ya empezamos a trabajar en la plantilla”.

“Para mí, y lo he dicho siempre, es muy importante la continuidad y a día de hoy el sesenta por ciento de la plantilla ya está renovada y sé que con lo que estamos trabajando se va a hacer de nuevo un equipo competitivo”, continúa el míster.

Con respecto a los jugadores que han anunciado oficialmente su salida de la entidad, [los ya mencionados  Javi Montoya y Manu Molina], Calderón tiene claro que su marcha no ha supuesto una sorpresa. “Prácticamente sabíamos durante la temporada que se iban a marchar, porque estaban haciendo las cosas bien, porque tenían posibles pretendientes de Segunda división y era un secreto a voces que no iban a seguir con nosotros y aunque es verdad que les ofrecimos la continuidad, que se haga ahora público no supone ninguna novedad”.

“Pero bueno nosotros tenemos ahí a Nacho [en referencia a Nacho Miras, cuyo contrato ha sido prolongado] y seguramente consigamos un futbolista que hará olvidar a Manu”, defiende. “Lo que debemos tener claro es que los jugadores van y vienen, pero la Balona es la que siempre está ahí y estoy totalmente seguro de que vamos a confeccionar un equipo muy, pero que muy competitivo y vamos a intentar que sea incluso mejor que el de la temporada anterior”.

“Estamos en el mercado, estamos mirando todos los perfiles porque es un año un poco atípico y viendo como está el mercado vamos a intentar buscar futbolistas que quizás la afición no los conozca tanto, pero que sean buenos jugadores”, sostiene. “Yo personalmente me he entrevistado con un central de Segunda división, veterano y le ha hablado de la posibilidad de jugar en la Balona… no se descarta nada, estamos abiertos a todas las posibilidades, pero somos conscientes de que no podemos tener el atractivo económico que pueden tener otro tipo de equipos y vendemos más un proyecto deportivo”.

"Hay un objetivo mínimo, que es la Liga-Pro, pero sin renunciar a Segunda"

Con ese equipo competitivo, ¿cuál será el verdadero objetivo de la Balona?. “Yo soy muy ambicioso y el presidente también lo es. Yo quiero aspirar a todo y aunque lógicamente hay un objetivo mínimo, creo yo, que debe ser la Liga-Pro, porque quedarse en Segunda B sería como descender, pero sin renunciar a ascender a Segunda A”.

“El fútbol se juega en el campo y si eres capaz de generar una buena sinergia entre afición y equipo, tener un bloque competitivo, con buenos futbolistas, que tengan hambre, cualquiera puede ganar a cualquiera y la historia del fútbol así lo demuestra”, apostilla.

Preguntado por las particularidades de la próxima pretemporada y de una competición en la que buena parte de la suerte de los clubes se resuelve en las dieciocho primeras jornadas, el entrenador de la Balona responde: “Hay que tenerlo todo en cuenta, pero hoy en día el trabajo de la pretemporada no es como antiguamente, que se hacían grandes cargas pensando en el final de la competición, ahora se trata de recuperar tu mejor estado cuanto antes, que sí que va a ser una complicación, porque van a ser muchos meses de inactividad, y mantenerlo el mayor tiempo posible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios