REAL BALOMPÉDICA - UD TAMARACEITE | ENTRENADORES Calderón: "Que la gente esté tranquila; en esta Balona se puede confiar"

  • El entrenador da valor al empate porque su equipo "se quedó con diez en una jugada tonta"

  • El míster considera injusta la primera tarjeta a Chironi, más tarde expulsado

  • "Mantuvimos la portería a cero y no concedimos nada", recalca

Antonio Calderón, entrenador de la Balona, durante el partido de este domingo Antonio Calderón, entrenador de la Balona, durante el partido de este domingo

Antonio Calderón, entrenador de la Balona, durante el partido de este domingo / Erasmo Fenoy

El entrenador de la Balompédica Linense, Antonio Calderón, mostró su satisfacción con el punto obtenido por su equipo ante la UD Tamaraceite tras haberse quedado con un hombre menos por la expulsión de Gabriel Chironi en el minuto 55. "Conseguimos un punto a pesar de cómo se nos puso el partido. La lectura es clara: es un punto importante, positivo, manteniendo la portería a cero y fuimos capaces de no conceder nada cuando el rival tenía superioridad", ha señalado el técnico.

Calderón sostuvo en su comparecencia posterior al encuentro en rueda de prensa que, de no haber acabado con diez hombres, sus jugadores hubiesen logrado el triunfo. "Si hubiésemos sido los dueños del balón en el segundo tiempo, yo creo que este partido lo ganábamos, pero nos quedamos con uno menos en una jugada tonta", reflexionó el preparador.

El entrenador balono insistió en que al final de la primera parte su equipo tenían el control, pero que la segunda amarilla Chironi cambió el partido. "El partido ha estado igualado el primer tiempo. En los últimos quince minutos de la primera parte mandamos  y empezamos la segunda bien con los cambios, pero llegó la expulsión y nos quedamos contra un equipo que no te da el balón nunca. No te lo regala para que se lo puedas atacar y si no te dan la opción de salir, te presionan y te la vuelven a quitar. No es fácil", detalló.

El técnico local también expresó su desacuerdo con el problema inicial, que provocó el retraso en el inicio del partido porque el árbitro pidió que los espectadores situados en el centro de Tribuna se cambiasen de localidad para no estar en la misma zona que los suplentes. "No entiendo lo que ha ocurrido. Podemos tener los jugadores detrás del banquillo porque hay mucho espacio. Que vayamos a empezar el partido, se pierdan diez minutos no lo veo normal. Esto nos ha podido descentrar y como entrenador no lo entiendo porque creo que estábamos cumpliendo el protocolo", defendió.

Calderón tampoco comparte el criterio del árbitro en las primeras amonestaciones. "La tarjeta que le sacó a a Candela fue por faltas normales y la de Chironi exactamente igual. Es evitable. Tienes que sacar tarjetas en el minuto 50, no en el 30", apostilló el técnico, que entiende que la segunda amarilla a su mediocentro fue un error del jugador. "Ha sido una jugada tonta y en vez de dejarlo de seguir, a Chironi le han podido las ganas de arreglar el error que ha cometido y ha hecho una falta que ha sido una tarjeta innecesaria", añadió Calderón.

Sobre si hay que otorgar responsabilidad a jugadores como Antoñito, el técnico respondió que primero hay que formar un buen conjunto y será cuando destaquen esos integrantes. "A los que tienen capacidad hay que darles responsabilidad, pero un conjunto tiene que funcionar bien y ahí  es cuando saldrán las individualidades, como Pito, Antoñito, Koroma... Para eso el equipo tiene que estar bien y ahora es solido y fiable. Que la gente se quede tranquila porque en el equipo se puede confiar", dijo.

En cuanto al cambio de Peque al descanso, Calderón afirmó que no fue una cuestión física, sino táctica. "Está todo el mundo bien físicamente. El cambio de Peque ha sido porque hizo falta más fuerza para que no hubiera ningún uno contra uno y le pudieran sacar la segunda a Chironi o a Candela. Con cinco cambios la gente debe acostumbrarse a que haya cambios en el primer tiempo sin que sea nada físico, sino porque es lo mejor para el equipo", explicó.

Por último, Calderón comentó los motivos de la entrada de Javi Forján en los últimos minutos del partido. "Cuando llega el segundo tiempo y teniendo cinco cambios me gusta que estén todos calientes, pero opté por Javi Forján porque tiene experiencia, el partido estaba muy táctico y nos estaban dominando y con los cinco minutos que quedaban era la opción más aceptable", finalizó Calderón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios