Real Balompédica Linense | El rival UD Tamaraceite: un novato con experiencia

  • El conjunto grancanario debuta en Segunda B tras cinco ascensos en seis años

  • El rival balono cuenta con media docena de veteranos con pasado en ligas superiores

  • Cuatro de sus futbolistas iniciaron la andadura en Segunda Regional

La UD Tamaraceite celebra el ascenso a la Segunda división B La UD Tamaraceite celebra el ascenso a la Segunda división B

La UD Tamaraceite celebra el ascenso a la Segunda división B

La Unión Deportiva Tamaraceite que este domingo (12:00) desembarca en el Municipal de La Línea para medirse a la Real Balompédica Linense es un debutante en la categoría, que llega mostrando una tarjeta de visita que dice que apenas cuenta con 450.000 euros de presupuesto pero que, como ya demostró la pasada semana al empatar con el CD San Fernando, no se amedrenta ante ningún rival. Este equipo, que suma casi un ascenso por temporada, ya lo advirtió el curso pasado, cuando eliminó a la UD Almería de la Copa del Rey (3-2) y puso contra las cuerdas a uno de los, ya por entonces, equipos de moda del panorama nacional, el Granada CF, que acabó imponiéndose 0-1.

A pesar de que fue fundado en 1966 y que pasa por ser unos de los históricos de las Islas Canarias, hace poco más de un lustro este equipo, representativo de un legendario barrio de la periferia de Las Palmas de alrededor de 10.000 vecinos, estaba en punto muerto. Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas y criado en el barrio, decidió “reflotar el Tamaraceite para sus vecinos” y lo hizo en colaboración de su hermano Héctor –que apenas contaba entonces 33 años-  quien asumió la presidencia. Los dos mandatarios son los responsables del potente grupo empresarial Ralons.

El Tamaraceite comenzó su andadura en la Segunda autonómica canaria, con su actual entrenador, Chus Trujillo, al frente. Y ha logrado ascenso por año hasta llegar a Segunda B, excepto una temporada, la 2018-19, en la que la Peña Deportiva le arrebató de penalti el premio de la categoría de bronce. Una trayectoria meteórica.

El último de esos ascensos, el que le permite competir en la Segunda división B, fue una completa sorpresa. Lo materializó en el play-off disputado el pasado mes de julio en la isla de El Hierro entre equipos canarios de Tercera, al que había accedido en calidad de tercer clasificado cuando la competición quedó detenida en marzo como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Contra pronóstico eliminó al primer rival liguero de la Balona, un CD Marino que luego ascendió en la repesca nunca disputada y a la UD San Fernando.

En el plantel del Tamaraceite –que viste camisola blanca y pantalón azul- hay aún cuatro jugadores que comenzaron esta andadura con el técnico aún en divisiones regionales:  Jordan, Álex, Eros y Juan Andrés.

Además de los futbolistas cedidos, como no podía ser de otra manera, por su equipo nodriza, la Unión Deportiva Las Palmas, veteranos de ilustre currículum como es el caso de David García (que militó 16 temporadas en la UD Las Palmas), David González (UD Las Palmas, Numancia, Alcorcón, Hércules), Asdrúbal Padrón (UD Las Palmas, Leganés, Unionistas de Salamanca…), López Silva (Cádiz, Córdoba, Alcoyano, Burgos) y Aythami Álvarez (UD Las Palmas, Huelva y Barakaldo).

Entre los fichajes para la presente andadura destaca la figura de Jonathan Quintero, que la pasada campaña fue el máximo anotador del grupo canario de Tercera, cuando defendía los colores de la UD San Fernando, al que había llegado tras su paso por el Friburgo suizo y la UD Lanzarote. “La Segunda B no me asusta, seguiré marcando goles”, afirmó el día de su presentación.

El conjunto grancanario, pendiente de hacer pública la lista de jugadores que viaja este sábado a La Línea vía aeropuerto de Sevilla, no tiene jugadores ni lesionados ni sancionados.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios