Real Balompédica - CD Badajoz

La Balona se revaloriza con un triunfo ante el Badajoz (1-0)

  • Un tanto de Dopi en el 27' derrota a los extremeños, con uno menos desde el 51'

Carrasco expresa su júbilo tras el pitido final ante la desolación de un adversario Carrasco expresa su júbilo tras el pitido final ante la desolación de un adversario

Carrasco expresa su júbilo tras el pitido final ante la desolación de un adversario / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense logró este domingo un triunfo que le refuerza después de una mala racha, ya que venció a uno de los gallitos del grupo IV de la Segunda división B, el Badajoz, por 1-0. El equipo pacense a pesar de jugar desde el minuto 51 con diez hombres por la autoexpulsión de Kike Pina plantó cara y dispuso de ocasiones, la mejor un disparo al larguero en el 55', mientras que la Balona, que esperaba sus momentos para sentenciar, perdonó hasta desesperar a sus aficionados.

Un gol de Dopi en el minuto 27 dio este domingo a la Balona un triunfo que vale su peso en oro. No solo amansa las aguas después de la eliminación copera y la derrota en Yecla, sino que coloca a los de La Línea a dos puntos de la cuarta plaza cuando empieza a recuperar efectivos después de verse afectada por una plaga de lesiones sin precedentes.

Durante los primeros 25 minutos el Badajoz parecía tener el control del partido, pero su único disparo con algo de peligro lo protagonizó Kike Pina en el 11' y estaba en fuera de juego. En el 27', en el segundo acercamiento linense al área Tomás la puso en el borde del área, Dopi se las ingenio con un bloqueo de Moussa para para colocar el perfil y marcar con un disparo certero.

Desde ese momento al descanso la Balona pudo marcar dos veces, una por medio de Moussa y otra, de Dopi.

Tras el intermedio el partido se convirtió en un intercambio de golpes al que ni siquiera rehuyó el Badajoz cuando en el 51' se quedaba con diez por la expulsión de Kike Pina, que vio la segunda amarilla.

El momento clave se produjo cuando en el 54' Tomás la tuvo solo en el borde del área pequeña, pero quiso ajustar tanto que acabó lanzando fuera. En la jugada siguiente Jairo Morillas, que debutaba como titular, estrelló el balón en el larguero. Del posible 2-0 se pudo pasar al 1-1 sin solución de continuidad... pero el resultado no se movió.

De ahí al final aunque presionada mucho el Badajoz, la Balompédica se defendía con orden y disfrutaba de ocasiones. En el 59' Dopi, en una situación casi idéntica a la de Tomás en el 54' lanzó también fuera y en el 67' el ariete vasco, incansable, intentó una espuela que no le salió.

El Badajoz se la jugó y acabó colocando a Pablo Vázquez de 'Alesanko' y en una de sus numerosas acciones de ataque Carlos Portero, que había salido desde el banquillo, lanzó con muchísimo peligro desde el borde del área, pero apareció la mejor versión de Javi Montoya.

Ya con el tiempo cumplido Dopi le robó el balón de los pies a Kike Royo, pero se durmió y la defensa evitó, segundos antes del final, lo que parecía un gol cierto.

En breve, una reflexión más amplia sobre lo sucedido en el Municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios