Real Balompédica Linense Gastón se parte la cara por la Balona

  • El argentino quita hierro a la agresión que sufrió el domingo, pero lanza un mensaje al defensa del Talavera San José, que le propinó un codazo: “Le espero en el partido de vuelta”

Hasta el pasado domingo, aunque fuera en términos retóricos, nadie se atrevía a ponerlo en duda. Pero desde ese día ha dejado de ser una cuestión de opiniones: Gastón Cellerino se parte la cara por la Balona. Bueno, más bien se la parten. El ariete argentino presenta un profundo corte en la ceja del ojo derecho, fruto de la agresión de que fue objeto por parte del defensa del Talavera San José.Una acción que para el árbitro valenciano Joan Vicente Silvestre Vicent no mereció siquiera la condición de falta.

Como buen argentino el punta albinegro apela aquello de que lo que sucede en la cancha se queda en la cancha, pero desliza un mensaje cargado de contenido: “Le espero en el partido de vuelta”.

"Fue un episodio un poco lamentable, pero a veces suceden estas cosas en los partidos”, comenta, como queriendo restar importancia a lo sucedido sobre el césped de El Prado.

"Lo que sí es raro es que el árbitro no viese ni falta, de hecho yo se lo reproché en el entretiempo [descanso] cuando fui a que me permitiese jugar con el vendaje”, denuncia el punta balono.

“Se lo dije que no me parecía normal que no lo hubiese visto ni él ni el juez de línea, porque fue algo muy obvio”, lamenta. “No voy a ser yo quien diga que no lo quiso cobrar, él dijo que no lo vio y tengo que creerle”.

Con respecto a San José, Gastón explica que desde que saltó al terreno de juego el defensa de los talavero “insultaba a todos los jugadores, salió decidido a pegar, a mí me dio otro golpe en las costillas...

Ni me pidió disculpas ni yo las quería” deja claro el futbolista balono, al que tuvieron que aplicarle siete puntos de sutura en las urgencias de un centro médico de la Ciudad de la Cerámica una vez finalizada la contienda.

“En esos momentos hay que tener la cabeza fría, pensar en que no puedes dejar al equipo con diez jugadores y tratar de sumar puntos y si entras en la bronca, que es lo que pretendía ese jugador, al final terminamos perjudicados”, reflexiona Gastón Cellerino.

Yo tampoco le dije nada, le espero en el próximo partido, el de vuelta”, desliza con una sonrisa pícara en el rostro.

El delantero ni siquiera tuerce el gesto cuando se recuerda la polémica surgida hace poco más de un mes, cuando un sector de la afición reclamaba la incorporación de un nuevo delantero. Ahora todo eso parece haber pasado a mejor vida.

“A ver, son circunstancias que se dan en determinados momentos y uno tiene que saber aceptar las críticas positivas y las negativas”, responde.

Es normal que la gente dudase de mí al principio, yo no había jugado en este grupo, no se me conocía” valora.

Era cuestión de tiempo que me entendiese con mis compañeros y que el entrenador supiese cómo utilizarme y es normal que en ese periodo se generasen dudas, no hay que darle muchas vueltas, no conduce a nada”, abunda.

“Es obvio que la partida de Juan [Delgado, que se enroló en el Écija] nos creó un vacío, porque solo quedamos dos centrodelanteros, Kike [Gómez] y yo, pero el resto de los compañeros está colaborando”, resalta.

Gastón entiende que el éxito de la Balompédica radica en que “durante la semana se hacen las cosas muy bien para llegar en condiciones óptimas a cada partido”.

No tenemos que dejarnos deslumbrar por los récords, que están muy bien, pero no hay que perder de vista que hay que seguir trabajando igual cada día, porque cuando se verá qué es lo que hemos conseguido, para qué ha servido todo, será al final de temporada”, advierte para finalizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios