Andalucía

PP y PSOE se enzarzan por la eliminación del impuesto de Sucesiones

  • Los socialistas aseguran que la reforma, aprobada en el primer Consejo de Gobierno, beneficia "a los más ricos"

La secretaria general del Partido Popular de Andalucía, Dolores López. La secretaria general del Partido Popular de Andalucía, Dolores López.

La secretaria general del Partido Popular de Andalucía, Dolores López. / Eduardo Briones (Ep)

La primera batalla entre el nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos y la oposición que lidera el PSOE se libra en la política fiscal. El sábado, en la primera reunión con sus consejeros, el presidente Juanma Moreno hizo honor a su promesa y puso en marcha la bonificación al 99% del impuesto de Sucesiones y Donaciones.

La propuesta, que según el PP “creará empleo” y es “de justicia social”, es, para los socialistas, una muestra ejemplar de la “política de derechas” pensada para “una minoría de privilegiados”. “Guante de seda con las rentas altas y puño de hierro con los que menos tienen”, sentenció ayer Ángeles Férriz, la diputada de PSOE por Jaén que se estrenaba como portavoz de la Ejecutiva regional socialista.

La secretaria general del PP andaluz, Dolores López, defendió ayer la propuesta puesta en marcha por el Ejecutivo y negó categóricamente que la rebaja fiscal esté pensada para “los ricos”. “Es falso”, zanjó la también portavoz parlamentaria de los populares, quien aseguró que la práctica eliminación del tributo ayudará a “dinamizar la economía”.

Dolores López no dio números, pero sí defendió las bondades de la rebaja del impuesto de Sucesiones y Donaciones para los autónomos y en el mundo agrario, pues favorece “el relevo generacional” en el campo andaluz.

“El PSOE lleva 40 años metiendo la mano en los bolsillos de los andaluces”, añadió López antes de defender también el impacto que tendrá la reducción fiscal en las donaciones. La dirigente popular se valió de un ejemplo que ya utilizó Juanma Moreno en el debate de investidura para explicar que una donación de 10.000 euros de padre a hijo antes estaba gravada con 782 euros y, cuando la reforma sea efectiva, el impuesto se queda en sólo siete. “Lo que un padre ha sudado, que lo hereden sus hijos”, sentenció Dolores López.

La número dos del PP andaluz no fue capaz de ilustrar cómo se compensará la pérdida de ingresos derivada de la rebaja de la presión fiscal, que, según adelantó el presidente de la Junta el domingo en una entrevista, se realizará con la venta de suelo público.

La respuesta del PSOE a la rebaja fiscal

“En 2019 vendemos suelo. ¿Y el año que viene?”, se preguntó la socialista Ángeles Férriz, quien considera que la iniciativa de Juanma Moreno beneficia “doblemente” a los “más ricos”. “¿Quién puede comprar ese suelo”, insistió la nueva portavoz de la Ejecutiva del PSOE andaluz, en alusión a quienes hereden más de un millón de euros.

La reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones impulsada por el Gobierno de Susana Díaz en la pasada legislatura elevó el mínimo exento de este gravamen desde 175.000 euros –por heredero– a un millón de euros. Había además exenciones para vivienda habitual y en explotaciones agrarias, pero con el cambio de color en la Junta este tributo será testimonial.

Según Férriz, los “300 millones” que ingresa ahora la Administración andaluza dejarán de entrar en las arcas públicas en “una estrategia de deterioro del Estado del bienestar, una política de derechas de manual”.

Los socialistas son críticos con una propuesta que, de la mano de Ciudadanos, ellos ya impulsaron, pero consideran que la bonificación del 99% de Sucesiones sólo beneficia a una “minoría de privilegiados” que hereda más de un millón de euros y que, en su opinión, son quienes pueden pujar en esa futura venta del suelo de la que se conocen pocos detalles. Además, como defendió Ángeles Férriz, la política fiscal del nuevo Gobierno desembocará en “el deterioro de los servicios públicos” y, finalmente “en recortes”.

Férriz criticó también que Juanma Moreno va a tener “escondido” su proyecto de Presupuestos para 2019 hasta después de las elecciones municipales porque tiene “vergüenzas que tapar”. La portavoz socialista respondió así al propio presidente, que el pasado sábado dijo que es “técnicamente imposible” aprobar el proyecto antes de junio. “¿Qué tiene guardado en los presupuestos el PP para tenerlos escondidos hasta después de las elecciones?”, insistió Férriz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios