Contenido patrocinado

Un vestido hermoso perderá potencial con zapatos inapropiados

  • Encontrar el calzado perfecto depende de varios elementos, sin duda uno de los fundamentales es el color, combinarlo a la perfección es una de las tareas primordiales

Los zapatos, complemento clave para un 'look' acertado. Los zapatos, complemento clave para un 'look' acertado.

Los zapatos, complemento clave para un 'look' acertado.

Aunque las tendencias cada día nos sorprendan con inesperadas combinaciones y looks, hay ciertos parámetros que permanecerán en el tiempo y nadie, así sea influencers o celebrities, podrán cambiar, y si lo hacen de seguro no se salvarán de las críticas.

Seguramente al menos una vez te has sentido confundida o dudosa sobre cómo combinar tus zapatos. La elección del calzado en una ocasión especial puede ser un dolor de cabeza, y más si vas a lucir un vestido. No existe un patrón definido porque está en juego una multiplicidad de variables, pero sí hay unas consideraciones que siempre habrá que tener en cuenta.

Un vestido soñado que destaque tu figura y resalte tu belleza podría perder potencial irremediablemente si escoges unos zapatos que no le van bien. Sería como perder la magia en cuestión de segundos.

Son varios aspectos los que influyen; sin duda, uno fundamental es el color, un elemento que es clave para la elección de los zapatos. No siempre el color del calzado debe ser igual al de la prenda que se lucirá, aunque sí deben estar perfectamente combinados.

Algunas opciones básicas

Habrá ocasiones en las que será difícil hallar la tonalidad de color acorde de zapatos para combinar un vestido, pero en otras puede ser pan comido. Es importante tener en cuenta el modelo del vestido y la ocasión en la que será utilizado el outfit.

Si el vestido es blanco, una opción puede ser apostar a lo monocromático y decantarse por un calzado del mismo color, aunque también se ha popularizado mucho usar el color nude, que realmente le viene muy bien. Otras alternativas son plata, rojo, negro, unicolores de tonos vivos o estampados.

Cuando la prenda de vestir es roja, muy elegante y sexy, hay que inclinarse por unos zapatos que hagan lucir el modelo lo mejor posible. La alternativa eternamente clásica es el negro.

El segundo en la lista para un vestido rojo es el nude, una opción ideal si la idea es resaltar el tono vivaz de la prenda. No podemos dejar de mencionar los colores blanco, oro, plata y el mismo rojo. Si eres más atrevida, escoger colores para contrastar es una buena elección, tal es el caso de algunos tonos de verde, amarillo o azul y algunos estampados.

Para un vestido nude se puede escoger el mismo color, también puede ser negro, rojo, varios tonos de marrón o también un contraste con tonos estridentes de verde, fucsia, amarillo, azul o estampados.

A una prenda azul eléctrico le van bien colores nude, negro, plata y oro; si se trata de un vestido amarillo le sientan bien igualmente los de color nude, marrón, negro, tonos vistosos como verde o fucsia y los estampados.

Cuando el vestido es morado, el mismo color le viene muy bien; otras opciones a escoger pueden ser el nude, morado, plata, dorado y colores vivos que hagan contraste como fucsia, verde, rojo o amarillo.

Otros elementos a considerar

Además del color, hay otros aspectos a tomar en cuenta cuando se trata de elegir el calzado correcto para lucir de la mejor manera un vestido. Resulta fundamental considerar la ocasión o el tipo de evento al que vamos a asistir.

Obviamente no será igual el outfit para una actividad cotidiana que para un evento de carácter formal que puede ser algo solemne o una celebración. De acuerdo a la naturaleza del evento existe una categorización en cuanto a la vestimenta, que puede ser casual, coctel, semiformal, formal y de etiqueta.

El modelo del vestido es otro factor muy importante al momento de escoger los zapatos, siendo un elemento clave el largo de la prenda. En este aspecto no existe un código estricto, sin embargo, parámetros que dictan los expertos apuntan a que con vestido cortos no es conveniente usar modelos cerrados.

Generalmente para un vestido largo que no queremos pisar los calzados de tacón alto son los apropiados, aunque se han visto casos de modelos planos, eso dependerá de la ocasión.