Algeciras

Algeciras cumple el rito y abarrota la plaza en Tosantos

  • Las actuaciones musicales de este año, de Los hombres rana y Tatiana Alves

La plaza de abastos de Algeciras, llena de público en este Tosantos. La plaza de abastos de Algeciras, llena de público en este Tosantos.

La plaza de abastos de Algeciras, llena de público en este Tosantos. / Jorge del Águila

Algeciras vive este jueves el que cada año se convierte en uno de sus momentos más especiales, la Noche de Tosantos. Miles de personas no han querido perderse la cita. Pocos lugares hay más algecireños que este al que se llama popularmente la plaza de abastos. Oficialmente su nombre es mercado Ingeniero Torroja y está en la plaza Nuestra Señora de La Palma. Pero no. Para la gente es la plaza de abastos. Y la ciudadanía de aquí y allá acude al escenario mágico que supone verla abierta por la noche, iluminada por decenas de bombillas y focos y atestada de personas que buscan dos cosas. Los productos típicos de esta época (castañas, nueces, frutos secos y los que no lo son tanto) y encontrarse para charlar. Convivir, en definitiva. 

Noventa puestos están abiertos en la plaza según datos ofrecidos por la Delegación de Mercados del Ayuntamiento de Algeciras. Los mayores del lugar recuerdan cuando en la ciudad no había otro sitio para comprar que no fuera la plaza o las tiendecitas repartidas por cada barrio. Entonces la afluencia de público a este mercado de cúpula sin apoyos interiores (el primero que se construyó así en todo el mundo) era mucho mayor que en la actualidad. Por eso la Noche de Tosantos es una encrucijada en el calendario que tiene esta dosis nostálgica: permite verla durante una noche -solo una noche al año- como hace décadas estaba casi a diario. 

Los frutos secos, la estrella de los noventa puestos del mercado. Los frutos secos, la estrella de los noventa puestos del mercado.

Los frutos secos, la estrella de los noventa puestos del mercado. / Jorge del Águila

La fiesta ha evolucionado bastante, aunque mantiene su mencionada esencia de frutos secos, golosinas y convivencia. Ahora abren también los puestos del interior, no solo los exteriores como antes. Y de unos años a esta parte se han incorporado actuaciones musicales. En este 2019 toca el turno a Los hombres rana y Tatiana Alves. El primero de ellos, liderado por el cantante Carlos García, es fiel a su tributo de canciones de El último de la fila. Y la cantante y pianista algecireña también encandila. 

La tarde ha arrancado con un pasacalles que es otro de los alicientes incorporado en tiempos más recientes y antiguamente no se hacía. Ha partido desde la Plaza Alta y ha cubierto un recorrido que lo ha llevado por las calles Prim, Castelar, Teniente Miranda y Tarifa hasta llegar al meollo de la fiesta. A cumplir un año con el ritual inexcusable y tan entrañable y especial. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios