Algeciras

Verdemar rechaza la ampliación del Puerto de Algeciras por su afección a la playa de Getares

  • Los ecologistas plantean ocupar al completo los terrenos de la Fase B de Isla Verde Exterior y una reorganización del suelo existente

El muelle de Isla Verde Exterior, con los terrenos de la Fase B pendientes de ser ocupados, a la izquierda. El muelle de Isla Verde Exterior, con los terrenos de la Fase B pendientes de ser ocupados, a la izquierda.

El muelle de Isla Verde Exterior, con los terrenos de la Fase B pendientes de ser ocupados, a la izquierda. / Jorge del Águila

Verdemar Ecologistas en Acción rechaza todas las propuestas de ampliación del Puerto de Algeciras contempladas en el Plan Director de Infraestructuras promovido por la Autoridad Portuaria para trazar el futuro de la dársena a medio y largo plazo.

Los ecologistas reclaman que antes se ocupen al completo todos los terrenos de la Fase B de Isla Verde Exterior, que siguen pendientes de ser adjudicados para la tercera terminal de contenedores del Puerto, así como una reorganización de todos los espacios antes de diseñar nuevos rellenos. Los conservacionistas esgrimen que cualquiera de las alternativas supondrá una afección al litoral tanto de Getares, conforme a la iniciativa considerada más viable por los técnicos, como a El Rinconcillo

El Plan, actualmente en fase de exposición al público, estima necesaria la construcción de una infraestructura adicional anexa a Isla Verde Exterior valorada en unos 304 millones de euros para dar acomodo a los crecimientos de la actividad logística previstos de aquí a 2030. El documento analiza siete propuestas, que van desde mantener la superficie actual a varias ampliaciones.

Para los ecologistas, hacer crecer Isla Verde Exterior frente a la playa de El Chinarral y Getares supondría una grave afección a estos dos espacios en contra del criterio del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria. "No existe un análisis inicial cualitativo de la dinámica litoral de la playa de Getares", aseguran. Verdemar alude a las extracciones de arena acometidas a mediados de los años 90 en la zona que, aseguran, provocaron "una clara pérdida de arenas en la zona norte de El Chinarral, a partir de un pequeño roqueo existente y en una longitud aproximada de 350 metros, donde afloran cantos rodados en la playa emergente, que aunque mantienen estable la línea de costa, imposibilitan en gran medida el uso público de la playa".

Los conservacionistas también discrepan por la afección al Parque Natural del Estrecho y porque en el estudio no se expone de dónde procederá la arena de los rellenos. 

Verdemar aboga por la llamada alternativa 0; esto es, la no ampliación. El Puerto la descarta por entender que no dispondría de los medios necesarios para atender la demanda prevista de contenedores, ro-ro y gas natural licuado.

A su vez, exigen una recuperación completa del frente portuario, la zona de Los Ladrillos y las playas de El Rinconcillo y Getares. 

Propuestas descartadas

Los ecologistas también se han mostrado en contra de dos alternativas que han sido descartadas por la propia administración portuaria, las que planteaban el crecimiento portuario hacia la zona de El Rinconcillo. 

Sobre la alternativa 5A, que planteaba prolongar el dique de Isla Verde unos 300 metros al norte, Verdemar resalta que generaría un nuevo basculamiento de la playa de El Rinconcillo en la zona sur, mientras que ante la alternativa 3, nuevos terrenos hacia el este anexos a la terminal Juan Carlos I, provocarían un efecto similar e incluso más acusado. 

"Las alternativas de crecimiento 5 y 3 harán desaparecer la playa de El Rinconcillo en unos años no muy lejanos. Se produciría un basculamiento de arena hacia la playa de La Concha y otra gran parte iría al saco de la Bahía", valoran. Verdemar apunta que desde los años 80, El Rinconcillo presenta una dinámica regresiva como consecuencia de las obras portuarias que han incidido en el oleaje y corrientes. 

Estado de la Fase B

La ampliación del Puerto en Isla Verde Exterior para acoger más contenedores (30,5 hectáreas) lleva varios años construida pero pendiente de cristalizar. La Autoridad Portuaria sacó a concurso los terrenos en agosto de 2016, con una concesión de 50 años y un canon anual de ocupación de 1,74 millones de euros, más las tasas por actividad. El concurso tuvo varias ampliaciones del plazo, hasta cinco, hasta que la administración portuaria decidió en enero de 2018 no aplicar nuevas prórrogas y declararlo desierto.

Fue así hasta que Total Terminal International Algeciras (TTI-A) mostró a mediados de 2018 su interés por ampliar su terminal semiautomática explotando estos terrenos contiguos a las instalaciones que posee la compañía desde 2010. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó en julio de 2018 las condiciones básicas ofrecidas a la compañía para este plan de ampliación para la terminal, controlada al 100% por Hyundai Merchant Marine. La compañía tiene pendiente la toma de una decisión. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios