Un año desde la independencia

Tesorillo cumple su primer año con la Policía Local y el PGOU como retos

  • El octavo Ayuntamiento de la comarca cuenta ya con una veintena de ordenanzas aprobadas

  • La creación del cuerpo propio de seguridad ciudadana, en proceso

Un hombre lee en la biblioteca municipal, habilitada en una antigua capilla. Un hombre lee en la biblioteca municipal, habilitada en una antigua capilla.

Un hombre lee en la biblioteca municipal, habilitada en una antigua capilla. / Erasmo Fenoy

San Martín del Tesorillo llega a su primer año como municipio independiente de Jimena de la Frontera con buena parte de las tareas hechas para la construcción de la octava localidad del Campo de Gibraltar.

El pasado 2 de octubre se cumplió el primer aniversario desde que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobara la segregación del municipio matriz. Desde entonces, aún con unos medios administrativos muy limitados, se han aprobado una veintena de ordenanzas municipales, puesto en marcha servicios como el registro civil y la entrada del nuevo pueblo en la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. Ya hay hasta juez de paz, figura que ha recaído en Francisco Quirós, Pacurro, muy conocido en el pueblo.

“Trabajo, trabajo y más trabajo”, resume Jesús Fernández Rey (IU), alcalde de la localidad. Fernández fue el encargado de pilotar la transición entre la Entidad Local Autónoma y la comisión gestora “formada el Día de los Inocentes” hasta la constitución de la primera Corporación municipal. En las elecciones de mayo barrió con casi un 70% de apoyo popular.

El Ayuntamiento de San Martín tiene en marcha el proceso para dotarse de más personal que refuerce el existente de la Entidad Local Autónoma. Algo necesario ante la asunción de competencias como los servicios sociales o la gestión directa del cementerio. “Tenemos en mente contar con dos administrativos más, un enterrador, un jardinero, personal de vías y obras, un técnico superior administrativo, un trabajador social y un administrativo más, este último en convenio con la Diputación Provincial. Tenemos más competencias y, por tanto, más trabajo”, apunta Fernández. Los planes de empleo de la Junta también aportarán manos para tareas como limpieza y reformas.

La creación de la Policía Local supone en estos momentos la principal demanda de los tesorilleros, según reconoce su regidor. Tesorillo ha alcanzado un acuerdo con La Línea de la Concepción para que sus policías locales acudan a actos puntuales, como la verbena celebrada a principios de mes para festejar el primer año de independencia. Este mismo acuerdo se ha planteado al resto de municipios de la comarca y la vecina localidad malagueña de Casares.

En paralelo, el pasado septiembre el Pleno aprobó la creación del cuerpo de la Policía Local de Tesorillo. Tendrá en principio tres agentes y un vehículo patrulla que se adquirirá con fondos del Plan Invierte de la Diputación Provincial. Pero los agentes no podrán incorporarse a sus plazas hasta dentro de, aproximadamente, un año. “Una vez que saquemos las plazas a concurso y se celebren las oposiciones, los agentes deberán ir nueve meses a la Academia de Policía Local. Por lo tanto, calculamos un año hasta que lleguen los primeros policías locales de Tesorillo”, estima Fernández.

Pero para todo hay solución. “Hemos puesto en marcha una comisión de servicio para que agentes municipales de otros municipios cubran esas plazas temporalmente. Todavía sin solicitudes”, destaca.

Y el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) supone el otro reto que afronta el gobierno local. Sin este documento, el futuro a medio plazo se mantiene bloqueado por falta de terrenos disponibles y clasificados para promover, por ejemplo, un polígono industrial propio para la instalación de nuevas empresas o más viviendas.

Tesorillo ha solicitado ya apoyo al Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) de la Diputación Provincial para asesorarse. Igualmente tiene en marcha una revisión del convenio de recaudación de impuestos para hacerlo más eficiente.

Financiación

Si algo ha cambiado en este año en Tesorillo, es la entrada de dinero de otras administraciones. Tesorillo ya tiene acceso directo a ingresos mensuales de los fondos del Estado, desde el pasado marzo, y de la Junta de Andalucía. Y ha salido ganando respecto de la proporcionalidad de las transferencias que hacía Jimena. “Jimena nos daba 40.000 euros de ingresos del Estado frente a los 42.000 que nos llegan ahora. Los planes de choque de la Diputación han crecido igualmente, de los 98.000 euros que nos correspondió en el último como ELA a 120.000 euros, o el Plan Invierte, que llegará con la categoría como municipio, con otros 150.000 euros”, apunta el alcalde. Sin embargo, el presupuesto de 2020 se mantendrá en la línea del actual (1,2 millones de euros). “Queremos ser realistas con las cifras, aunque está claro que será superior por el incremento de plantilla”, según Fernández.

Las obras de construcción del nuevo Ayuntamiento en la antigua Casita de Campo prosiguen al ritmo que permite la economía local y la llegada de subvenciones. Con el próximo Plan Invierte se reformará toda la fachada del inmueble, que ya tiene un salón terminado y los baños. Hace un año, el alcalde paseaba por las salas de un edificio señorial necesitado de muchas reformas a las que, poco a poco, se le van viendo el color.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios