Semana Santa

Emoción tras el Cristo de la Caña

  • La hermandad estrena el paso del Cristo de la Humildad y Paciencia, una talla traída desde Gibraltar

  • La agrupación musical Jesús Cautivo de Estepona acompaña al desfile

La imagen del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, sobre su nuevo trono, anoche en San Roque. La imagen del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, sobre su nuevo trono, anoche en San Roque.

La imagen del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, sobre su nuevo trono, anoche en San Roque. / fotos: e. s.

EL Martes Santo en San Roque tiene al Cristo de la Caña como uno de los principales símbolos de la tradición cofrade de la ciudad, con una de las tallas traídas desde Gibraltar hace más de tres siglos.

La procesión de la Venerable Cofradía del Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Esperanza dejó anoche emoción a su paso por las principales calles del casco histórico de San Roque, cuyo cortejo partió a las 22:00 desde la parroquia de Santa María la Coronada. Numerosas personas se agolparon en la Plaza de la Iglesia para observar la bajada de los dos titulares desde el atrio, valiéndose de la rampa instalada pero en una siempre complicada maniobra dado que el paso se encuentra con una vivienda justo al frente, lo que obliga a efectuar un giro con constantes correcciones y órdenes por parte de los capataces.

El Cristo de la Humildad, portado por 48 cargadores, estrenó anoche un nuevo trono decorado con sencillas flores en tonos verdes y rojos, mientras que el paso de la Virgen, sin palio, salió a la calle con 52 cargadoras acompañado por los sones de la agrupación musical Jesús Cautivo de Estepona (Málaga).

El cortejo, ya en la plaza, echó a andar con el recorrido siguiente: Rubín de Celis, San Nicolás, Artillero, Navarra, Plaza Espartero, Vallecillo Luján, Coronel Moscoso, Cuatro Vientos, Herrería, San Nicolás, Rubín de Celis, Plaza de la Iglesia y Parroquia Santa María la Coronada.

La imagen del Cristo, de autoría desconocida, tiene más de 300 años de antigüedad dado que en Gibraltar ya existía la cofradía antes de la ocupación británica. La talla de la Virgen data del año 2004 y es obra del imaginero local Juan Casas. Como tal hermandad, la del Cristo de la Humildad reinició sus actividades en la ciudad de San Roque después de la pérdida del Peñón, a principios del siglo XVIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios