Los Presupuestos andaluces están preparados

EL consejillo de viceconsejeros de la Junta ha visto el anteproyecto de Presupuestos de la Junta de 2021 y lo enviará al Consejo Consultivo. Se trata del primer paso para enviar las cuentas al Parlamento, donde llegarán a finales de este mismo mes para que pueda ser aprobado en diciembre de este año. Con el apoyo de los dos partidos del Gobierno, a este tercer Presupuesto de la legislatura le hará falta el respaldo de Vox. El partido de Abascal se opone al aumento del gasto público, pero es posible que termine aceptando lo que es una imposición de unas circunstancias que están fuera de la política y de la economía. La Junta incurrirá en un déficit del 2,2%, aunque la mitad la pagará el Gobierno central por medio de una transferencia. El gasto total alcanzará, por primera vez, los 40.000 millones de euros, y casi todo el aumento se destinará a los gastos extraordinarios de sanidad y educación, que se ven acompañados de una caída de los ingresos tributarios. Entendemos que la Junta de Andalucía debería hacer un esfuerzo por no consumir todo ese 1,1% de déficit que le corresponde y, en cualquier caso, no sobrepasarlo. Es necesario, además, que cuente con un proyecto para devolver a la Junta al equilibrio presupuestario en el año 2022, siempre, claro está, que la pandemia haya sido vencida por la socialización de una vacuna. La mayor parte del desequilibrio fiscal que lleva aparejado el Covid será asumido por la Administración central, España sufrirá un aumento del endeudamiento que no volverá a un nivel aceptable hasta mediados de siglo. Es un riesgo bastante alto, porque expone al país a futuras crisis de deuda. Si Vox no quisiese apoyar al Gobierno de Juanma Moreno en esta ocasión -aunque no vemos razones para ello-, el PSOE de Susana Díaz no debería tener reparos para aprobar estas cuentas de aumento del gasto público, de carácter social y que no incluye nuevas bajadas de impuestos. No hay razones, en principio, para que los socialistas se opongan a un Presupuesto de este corte, parecido al que podría aprobar un gobierno socialdemócrata. Lo que hay que exigir, al menos, es que se lo estudie, lo valore y decida con argumentos.  

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios