EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

teodoro león gross

SátiraJudasCharnegoCorreción

Sátira f.s. Expresión clave en la cultura occidental para transmitir indignación moral de modo burlesco. Adopta múltiples géneros y formas paródicas. Es toda una señal de la Decadencia de Occidente que el alcalde de Coripe, pueblito andaluz de 1.337 habitantes, tenga que explicar a gente de Cataluña, con sus ínfulas cosmopolitas, que la Fiestas del Judas es solo una representación satírica. Claro que la sátira siempre ha requerido inteligencia además de tolerancia. He ahí el problema.

JUDAS M.s. Figura de las Fiestas del Judas que se celebran el Domingo de Ramos, donde se lincha o quema un muñeco que representa al Iscariote por traicionar a Jesucristo. Se dan en toda España e Hispanoamérica. A menudo, como sátira moral, se representa con un personaje real. En ese pueblito se ha hecho con Rato, Fidel Castro, Marhuenda o Urdangarín. No se trata de matarlos sino de matar el mal que encarnan para la sociedad en cierto momento. La elección de Puigdemont es impecable.

CHARNEGO m.s. Emigrado a Cataluña desde otro lugar de España, sobre todo Castilla, Murcia, Extremadura y Andalucía. Del charnego excluido -léase a Marsé- ha emergido el charnego converso del nacionalismo. Como Rufián, hijo y nieto de jienenses y granadinos. O Quim Monzó, madre de Granada, que ha escrito sobre Andalucía tras lo del Judas: "Gracias, madre, por haber huido de esta puta mierda y no haber querido volver nunca más". Los conversos son los primeros en exhibir sus credenciales por hacerse respetar. Extrañamente siguen respetándose a sí mismos.

CORRECCIÓN f.s. La corrección política es una de las amenazas más acuciantes contra el pensamiento crítico, anteponiendo las consignas al análisis. Este episodio ha arrastrado al PSOE al discurso ventajista del nacionalismo catalán. Varias dirigentes andaluzas, de Carmen Calvo a Ángeles Ferriz, se han sumado al coro bobo de la moralina. Antes un voto que un poco de dignidad intelectual.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios