Cultura

El arte de las cabras payoyas

  • La exposición 'Despensa de recuerdos', en Cajasol, muestra la interpretación que del animal han hecho numerosos artistas a partir del diseño original de Raúl Gómez

Una imagen de la exposición. Una imagen de la exposición.

Una imagen de la exposición.

Que el queso payoyo es una realidad gastronómica indiscutible de una zona importante de la provincia de Cádiz, es un hecho manifiesto y se ha convertido en lo que, hoy, se conoce como 'marca' en el desarrollo y potenciación social de un pueblo. Por eso creemos que, ni mucho menos, ha sido mala idea fomentar la preponderante situación de ese maravilloso manjar que existe en nuestros pueblos serranos a través del arte contemporáneo y la expresión creativa de una serie de artistas que han intervenido plásticamente la imagen idealizada de la cabra payoya, especie autóctona de la sierra de Cádiz que surte la materia prima para realizar tan especialísimo producto.

La Diputación Provincial de Cádiz, hace años, comenzó a poner en pie toda la infraestructura para que, creo recordar, en una de las citas anuales de FITUR, aparecieran algunas cabritas 'retocadas' por artistas gaditanos con objeto de que formasen parte de una campaña publicitaria que potenciara la idea gastronómica del queso que tiene su origen en casi todas las localidades de la bella e inigualable sierra de Cádiz.

En el magnífico espacio expositivo que la Fundación Cajasol posee en la casa de la plaza de San Antonio que fue de José María Pemán, se presenta una colección de cabritas payoyas intervenidas por una serie de artistas, casi todos llegados de esa factoría artística que es la provincia gaditana, elegidos por la Diputación y que han tomado el particular soporte para desplegar sobre ellos su personal ideario estético. No cabe duda de que la idea constituye todo un acierto y el desenlace del proyecto una feliz manifestación de intención artística. Los autores, dejando constancia de su absoluta profesional, asumieron con sumo interés el encargo -en la actualidad otros tres artistas están en ello para aumentar la colección- sin escatimar esfuerzos ni dejándose llevar por lo, aparentemente, festivo del asunto. De esta manera nos encontramos los conceptos artísticos y estéticos de unos autores que han desarrollado su particular credo en un especial modelo idealizado de cabra payoya.

Sobre un diseño de Raúl Gómez, que ha infantilizado el animalito, concediéndole un feliz sentido y una jocosa dimensión cercana a los típicos elementos de animación, los artistas han desarrollado sus registros creativos, sus concepciones estéticas, sus esquemas constitutivos. Cada cabra es el testimonio artístico de su autor, la realidad plástica que los distingue; ellos han generado un entramado pictórico que potencia el esquema del particular soporte y concediéndole un especialísimo sentido.

Carmen Bustamante, Lita Mora, María Luisa Rey, Olga Carmona, Carolina Santos, Marina Anaya, Raquel Jov, Pepe Hinojo, Daniel Sueiras, Juan Ángel González de la Calle, José Carlos Naranjo, Cyro García, Raúl Rosillo, José Luis López Cabanillas, Raúl Gómez y los Vendaval han puesto su idea artística al servicio de una realidad que aglutina distintos intereses y variadas circunstancias. Todo para que la sierra de Cádiz y sus productos generen sus infinitas posibilidades y proporcionen una despensa de recuerdos y emociones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios