Cultura

La 'Verbena de la Paloma' consigue llenar el parque María Cristina

  • La Zarzuela llegó anoche a Algeciras, dentro del programa de verano de la Fundación Municipal de Cultura y el Ayuntamiento · La Compañía Teatro Lírico Andaluz representó el clásico sainete

Comentarios 1

Danza, castañuelas, música española y mantones dieron comienzo a la obra La Verbena de la Paloma, que anoche se representó en el parque María Cristina de Algeciras.

La zarzuela representa la esencia española de toda una época, y la compañía Teatro Lírico Andaluz supo hacer llegar al público del Cristina esta realidad pasada con desparpajo y calidad interpretativa. El parque estaba repleto de personas, unas 700 aproximadamente, según afirmó la organización. Esto suponía casi la totalidad del aforo previsto para la noche de ayer, que era de 850 espectadores.

No hacen falta personajes ilustrados para mostrar la cultura. La zarzuela es otra cosa. La sabiduría popular, con un marcado carácter sentencioso, doctrinal, es la que representa La Verbena de la Paloma, una obra que traslada al espectador al Madrid del siglo XIX. Los personajes son típicos de la época: el sereno, el boticario o el tabernero.

En la zarzuela se mezclan las trivialidades con la seriedad, aunque esa seriedad siempre esconde algo de ironía o comicidad.

La Verbena de la Paloma se desarrolla en la noche del día 14 de julio, en el que se celebra la festividad de la virgen de la Paloma, en Madrid. Susana y Casta son dos jóvenes que trabajan en un comercio. Aceptan los galanteos de un maduro boticario, pero Julián, que está enamorado de Susana, se pone celoso porque no confía en el boticario ni en sus intenciones. En la verbena observa al boticario acompañado de las dos jóvenes. Así, muestra los problemas amorosos que, como es habitual en los sainetes, tienen que resolverse.

La compañía Teatro Lírico Andaluz realizó un espectacular trabajo con esta zarzuela, que se considera como un clásico del género chico. El libreto es de Ricardo de la Vega, y la música de Tomás Bretón, quien nunca había escrito las notas de un sainete, aunque sí era un consagrado compositor de ópera, que se basó en la obra de Hartzenbusch para componer la ópera de Los amantes de Teruel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios