Cultura

Luto en el coso pamplonica con un estremecedor paseíllo

  • Rubén Pinar sigue con su racha de triunfos en plazas importantes y suma dos orejas

Rubén Pinar sigue con su racha de triunfos, imparable, sobre todo en plazas importantes, ayer con dos orejas y salida a hombros, en una emotiva corrida, marcada por el recuerdo del mozo fallecido en el encierro, y en la que El Fandi cortó también una oreja.

Los jandillas estuvieron aceptablemente presentados, lo que quiere decir escasos para una feria que llaman la del Toro, mansos y sin clase. Se salvó el sexto.

El Fandi: oreja tras aviso y ovación. Matías Tejela: silencio y ovación tras petición. Rubén Pinar: oreja y oreja. Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del mozo Daniel Jimeno, muerto en el encierro de la mañana. La plaza se llenó.

Paseíllo sin música por el luctuoso suceso de la mañana. Y antes de romper filas, estremecedor minuto de silencio, interpretado en toque de corneta por una de las peñas. El aire rasgado por el dolor, con la plaza en pie, conmovida. Sobrecogedor silencio por la muerte que paradójicamente alimenta el sentido de esta Fiesta, de riesgo y pasión.

Pasión como la que despierta el jovencísimo Pinar, con sólo dieciocho años y cuando todavía no lleva una temporada completa como matador de alternativa.

Fue primero en Valencia por Fallas, después Madrid en el Aniversario y ahora los sanfermines de Pamplona, además de haber estado ya este año dos veces en Alicante, a principio de temporada y en la Feria de Hogueras, asimismo con sendos portazos. A ver quién lo mejora. Pinar triunfa a lo grande, y, algo muy importante, también convence. Le acompañó la suerte, pues contó con el lote en conjunto más potable. La suerte de los campeones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios