La Estantería ‘La Bella Salvaje’, primer tomo de la precuela de “la materia oscura”

  • Philip Pullman sumerge a los lectores de sus obras en mundos mágicos

Portada de ‘La Bella Salvaje’.

Portada de ‘La Bella Salvaje’.

Si con la saga de Star Wars no nos hemos liado, al contrario, somos frikis totales, lo mismo nos puede pasar con La materia oscura. Hace veinte años disfruté con Luces del norte, que se estrenó en el cine con el nombre de La brújula dorada. En La bella salvaje, Lyra no tiene protagonismo ya que es solo un bebé.

Philip Pullman amplía su fantástico mundo con una precuela que hemos acogido con gozo sus seguidores. Teníamos ganas de conocer mejor su mundo alternativo, de disfrutar de los daimonions, de asombrarnos de esa sociedad preindustrial dirigida por el Magisterio y su férrea teocracia. Philip Pullman es un ateo activista y yo, que soy católico convencido, disfruto con sus libros, sobre todo con los daimonions, que son una expresión material del alma, por ello mueren junto al cuerpo. En La materia oscura todo es una gran metáfora, las frases tienen doble sentido, están llenas de mensajes ocultos, de lucha contra la intolerancia, contra la manipulación ideológica de los niños.

Su cita inicial del poeta Louis MacNeice es muy clara: “El mundo es más loco y más inmenso de lo que creemos, incorregiblemente plural…”

La Bella Salvaje es el bote del protagonista, Malcolm Polstead, un chaval de once años. Es un niño curioso, inocente, buen estudiante, colabora en su tiempo libre en la posada de sus padres y sobre todo muy valiente. A lo largo de la narración va madurando y convirtiéndose en el héroe. Lyra, la protagonista de La brújula dorada, que tenía en esa historia 11 años, es una niña recién nacida, necesita protección y quien mejor que Malcolm acompañado de su amiga Alice. También tenemos un gran villano, Gerad Bonneville, su daimonion es una hiena de tres patas.

El mundo mágico de Philip Pullman está formado por personajes muy humanos, que se mezclan con seres fantásticos donde sobresalen los daimonions, sus almas, pero donde se expresan con claridad su maduración, emociones, sentimientos. Tomarás partido rápidamente amando a sus personajes y odiando a los villanos.

Política, religión, filosofía, ciencia y magia se dan la mano para crear una gran aventura llena de misterio y de acción. Si no has leído nada de Philip Pullman, ni has visto La Brújula dorada, no esperes más y disfrutarás con una gran aventura. Si no te gustó la película, lee el libro, te recuerdo que el libro es lo que no vemos del iceberg. La película es solo el 9% que flota, te estás perdiendo el 91%.

Ficha literaria: La bella salvaje. Autor: Philip Pullman. Editorial: Roca (Barcelona).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios