Cultura

Ficciones que piensan (el cine)

  • Intermedio edita el cofre 'Ficciones', que incluye cuatro filmes de Jean-Luc Godard inéditos en España presentados por el especialista Alain Bergala

La filmografía godardiana ha ido apareciendo poco a poco y de manera dispersa en el mercado español del DVD. A las aportaciones de los sellos Avalon/Fnac, Studio Canal/Universal, Sherlock o Filmax, que han puesto en circulación títulos fundamentales de diferentes etapas (de Al final de la escapada a Hélas pour moi), hay que sumar también la edición internacional de algunos de sus últimos ensayos cinematográficos (De l'origine du XXIe siecle, The Old place, Liberté et patrie) en el prestigioso sello alemán ECM.

Con todo, son las ediciones de la casa Intermedio las que han hecho verdadera justicia a la importancia capital de Godard en el cine moderno con el lanzamiento de dos cofres esenciales, uno dedicado a esa obra monumental que son las Histoire(s) du cinéma (1998), y el otro a su periodo político (1968-1974) en el Grupo Dizga Vertov, que incluía títulos como Un film comme les autres, British sounds, Pravda, Vent D'Est, Letter to Jane o Ici et ailleurs, que no sólo nos acercan a los periodos más ricos, complejos o difíciles de su carrera, sino que los iluminan con numerosos complementos y material crítico de primer orden.

Con el anuncio de una próxima caja dedicada a su cine ensayístico, aparece ahora un tercer cofre dedicado a completar algunas lagunas importantes en la filmografía de ficción de Godard, si por ficción puede entenderse un trabajo siempre a mitad de camino entre la representación y la reflexión. La primera de ellas, La mujer casada (1964), nos sitúa ante el joven Godard de la vorágine nuevaolera. Preparados, rodados y montados en apenas un mes atendiendo a un encargo del Festival de Venecia, estos "fragmentos de película" son también los del cuerpo de Macha Méryl, mujer casada e infiel que, en los tiempos de la publicidad, comparte su vida entre su marido y su amante. Si el blanco y negro de Coutard observa los cuerpos como esculturas, su cámara escruta también la dimensión documental de improvisados filósofos como el director Roger Leenhardt, quien diserta aquí sobre la "inteligencia".

Que se salve quien pueda (la vida) (1979) devolvía a Godard al cine (y también a un reencuentro con el público) después de su etapa política y sus años vídeo (75-80). Las experiencias con la imagen electrónica le servirán al director para poner en práctica algunos recursos (la cámara lenta) que, en sus manos, iban más allá del mero efecto para convertirse en auténtica esencia expresiva. Nathalie Baye e Isabelle Huppert flanquean a Jacques Dutronc en esta nueva indagación sobre la prostitución y sus diferentes manifestaciones en la cadena social. Como complemento al filme, la edición incluye Guión de Que se salve quien pueda (la vida), un boceto audiovisual presentado por Godard como documento para solicitar las ayudas estatales para su futura película.

Cubre tu derecha. Un lugar sobre la tierra (1987) nos descubre la faceta interpretativa de Godard, que encarna aquí a un idiota de estirpe tolstoiana expuesto a las claves deconstruidas del cine burlesco con Jerry Lewis, vieja filiación cahierista, como principal modelo de referencia. Mientras su personaje, un cineasta-payaso, "sólo puede evolucionar en el cielo, con inocencia, luciendo su enigmática sonrisa de viejo sabio, su doble terrestre, encarnado por Jacques Villeret, carga abajo, con un cuerpo que pesa, que transpira y que balbucea, con toda la angustia y los horrores de la época, desde Heysel a los exilios políticos", tal y como nos recuerda Alain Bergala, encargado de presentar cada uno de los filmes del cofre. Escenas documentales sobre la grabación de un disco del grupo Les Rita Mitsouko entrevera la trama de la comedia.

Cerrando el pack, For Ever Mozart (1996) ancla el interés del último Godard por la Guerra de Sarajevo y sus implicaciones en la Historia y el pensamiento contemporáneos. Partiendo de Pessoa, a través de un recorrido por siete casas (de la casa familiar a la casa de cristal) y con el cine como pretexto y salvación (a la reconquista de la ligereza), Godard plantea un trayecto de aprendizaje que se cierra, como en la novela Sans famille, de Mallot, sobre una partitura musical.

4 DVD. Intermedio. Incluye: La mujer casada, Que se salve quien pueda (la vida), Cubre tu derecha, For Ever Mozart. Presentaciones de Alain Bergala. 39,95 euros

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios