Tasa consorcial en San Fernando Hasta 152 euros de recibos pendientes cuyo pago parece ya inevitable para los isleños

  • El acuerdo de pleno para asumir el pago de la tasa en forma de cuota anual dejó sin resolver la cuestión de qué hacer con los recibos pendientes 

La alcaldesa, Patricia Cavada, junto a la secretaria del Ayuntamiento y el interventor, en un pleno del año pasado. La alcaldesa, Patricia Cavada, junto a la secretaria del Ayuntamiento y el interventor, en un pleno del año pasado.

La alcaldesa, Patricia Cavada, junto a la secretaria del Ayuntamiento y el interventor, en un pleno del año pasado. / Román Ríos (San Fernando)

El Ayuntamiento aprobó en el pleno del pasado mes de noviembre asumir el pago de la tasa consorcial directamente, en forma de cuota anual para la que se contemplará una partida específica en los presupuestos. De esta forma, y después de toda la polémica surgida desde finales de 2018, se pretende evitar que el coste de dicha tasa, que ha causado un amplio rechazo, repercutiera directamente en los ciudadanos.

Pero dicho acuerdo, lógicamente, tenía una fecha de aplicación: a partir de 2020. La medida dejaba sin resolver la cuestión de qué hacer con los recibos pendientes, cuyo pago –con carácter retroactivo– se venía reclamando a razón de 38 euros por año desde 2016.

Suponen en total 152 euros a abonar en dos anualidades –aunque la cuantía es mayor para empresas, comercios y establecimientos de hostelería– cuyo pago parece cada vez más difícil de evitar a pesar de los reiterados compromisos políticos que en este sentido se ha lanzado a lo largo del tiempo.

El propio equipo de gobierno ha reconocido que sus tentativas de asumir directamente el pago de estos ejercicios anteriores a 2020 no han prosperado con el Consorcio. Y –a la vista está habida cuenta de las últimas notificaciones que están llegando a los ciudadanos– el proceso administrativo ha continuado su marcha.

En marzo de 2019, poco antes de las elecciones municipales, la alcaldesa, Patricia Cavada, anunció que, en el caso de que se cobrara la tasa consorcial, descontaría esa cantidad –las dos anualidades de 76 euros cada una– del recibo de la basura. Firmó una providencia e incluso mostró un formulario para que los ciudadanos solicitaran la rebaja de la tasa de la basura por esa misma cantidad.

Aunque esa opción no parece estar nada clara. El propio interventor ha advertido de que se puede incurrir incluso en responsabilidades penales por la utilización de fondos públicos para el pago de tributos correspondientes a sujetos pasivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios