Crisis del coronavirus ... Y sin embarque rociero en Bajo de Guía

  • La suspensión de la romería ha dejado sin travesía por el Guadalquivir a los peregrinos gaditanos. La hermandad de Sanlúcar, anfitriona del evento, vive este año un Rocío solidario.

La Hermandad del Rocío de Sanlúcar está llevando a cabo acciones solidarias desde que estalló la crisis. La Hermandad del Rocío de Sanlúcar está llevando a cabo acciones solidarias desde que estalló la crisis.

La Hermandad del Rocío de Sanlúcar está llevando a cabo acciones solidarias desde que estalló la crisis.

2020 también será recordado por esto. No habrá embarque rociero en Bajo de Guía. La susodicha pandemia del coronavirus también ha impedido que pueda contemplarse en esta playa de Sanlúcar uno de los acontecimientos más impresionantes de la romería anual de los peregrinos de toda la provincia que van camino de la aldea almonteña para encontrarse con la Blanca Paloma.

La hermandad de Sanlúcar no solo es anfitriona de este evento espectacular que cada año tiene como escenario este enclave de la costa gaditana, sino que, además, es la corporación rociera más numerosa de la provincia. Por eso, para los peregrinos sanluqueños, la suspensión de la romería y de todo lo que esta conlleva ha afectado de una manera especial.

Con todo, los rocieros de Sanlúcar han afrontado la situación con entereza, de manera que lejos de resignarse, se han sumado a la oleada de solidaridad que se ha producido en el municipio. A través de su campaña Romería Solidaria recoge alimentos, artículos de primera necesidad y aportaciones económicas de todas aquellas personas que quieran ayudar a las familias que se han visto golpeadas por esta crisis, colaborando con ello con Cáritas y la Cocina Solidaria de Bonanza, al tiempo que anima a los hermanos y demás devotos a seguir los actos religiosos y otros eventos de la entidad a través de las redes sociales.

Se da la circunstancia de que es la primera romería de Rafael Gálvez como hermano mayor de la corporación sanluqueña, porque fue elegido el pasado mes de diciembre, y el coronavirus se ha encargado de impedirle que pueda vivirla en las arenas del Coto de Doñana y en la propia aldea de la Blanca Paloma. Sin embargo, de la mano de su junta de gobierno y del conjunto de los hermanos, desde que estalló la crisis está inmerso en una apretada agenda religiosa y solidaria que a partir de este miércoles se intensifica con la apertura de un programa extraordinario de actos en la Capilla de San Jorge, el coqueto templo rociero ubicado en la céntrica calle del mismo nombre.

Como cada miércoles de embarque, se celebrará una misa presidida por el obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos. Lógicamente, no será en una abarrotada calle San Jorge a primera hora de la mañana, minutos antes del inicio del camino rociero; sino a las once de la mañana y a puerta cerrada por los consabidos motivos de aforo y seguridad obligados por el Covid-19. La emisora pública Costa Noroeste Televisión la retransmitirá en directo. Si bien la Capilla de San Jorge abre ya todos los días en horario de mañana y tarde, para mayor difusión, los rocieros pueden seguir los rezos a través de las redes sociales.

Para el Domingo de Pentecostés, a las doce de la medianoche, está programado el rezo del Santo Rosario junto a la Hermandad Matriz de Almonte, que lo retransmitirá por sus canales de difusión. Desde esa hora hasta las doce del mediodía del lunes habrá “turnos de guardia para que los fieles y devotos puedan velar en San Jorge”.

Hace unos días, la hermandad de Sanlúcar suspendió la procesión local que cada año se celebra semanas después de la romería “debido a estos graves momentos que estamos viviendo en nuestro país y siendo plenamente consciente de que ahora mismo la prioridad es salvaguardar la salud de las personas”. Ahora está en el generoso cometido de “seguir colaborando para paliar, en la medida de nuestras posibilidades, el terrible impacto que esta crisis está causando en cientos de hogares sanluqueños”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios