Crisis del coronavirus ¿Pagamos el colegio mayor de nuestros hijos?

  • Familias gaditanas demandan a residencias de estudiantes para suprimir el abono de la cuota mensual o, al menos, rebajarlo mientras sus hijos no están haciendo uso de las instalaciones por la pandemia del Covid-19

Estudiantes antes de que se suspendieran las clases. Estudiantes antes de que se suspendieran las clases.

Estudiantes antes de que se suspendieran las clases. / D.C.

Los casos de familias gaditanas que están demandando a las residencias de estudiantes y colegios mayores para que las exoneren del pago de las mensualidades mientras sus hijos están viviendo en sus casas se están multiplicando en los últimos días, según ha informado el bufete Ortiz Abogados. 

Manolo y Ana, por ejemplo, son unos padres gaditanos que "han hecho un importante esfuerzo económico" para que su hijo estudie la carrera superior de Ingeniería Industrial en Madrid. Para su estancia, como tantas otras familias, habían contratado un conocido colegio mayor con residencia de estudiantes en la capital de España.

Con motivo del estado de alarma decretado por el Gobierno y debido también a la suspensión de las clases y cierre a cal y canto de la facultad de Ingenieros Industriales, su hijo abandonó la residencia el pasado 9 de marzo y regresó a su casa, en Cádiz, con sus padres y hermanos ,"con la incertidumbre añadida que todavía no se sabe cuánto va a durar la reclusión y el confinamiento domiciliario", añade el abogado José Luis Ortiz.

En la demanda presentada por Ana y Manolo se indica que, desde el 10 de marzo y hasta el próximo 11 de abril, cuanto menos, su hijo no va a disfrutar de las instalaciones del colegio mayor ni de su habitación. Asimismo, la demanda precisa que el colegio mayor se está ahorrado todas las comidas así como el servicio de lavandería de ropa.

Por su parte, señala Ortiz, el colegio mayor se defiende aduciendo que ellos no tienen culpa de la pandemia de coronavirus que estamos sufriendo y que, en cualquier caso, los chicos han abandonado voluntariamente el colegio mayor, pues el colegio no ha cerrado ni su personal ha sido despedido, sino todo lo contrario, sigue abierto para atender a aquellos padres que deseen volver a mandar a sus hijos, incluso en estado de alarma.

"Qué duda cabe que son dos intereses contrapuestos en juego que merecen un estudio en profundidad y detallado. El enfoque de la demanda, no obstante, es el siguiente. El abandono del colegio mayor por parte de los estudiantes no es una decisión que tomen por gusto o por capricho, de hecho, para los estudiantes es un engorro tener que continuar las clases por skype en remoto. Los jóvenes han regresado a sus casas por la situación de estado de alarma por el coronavirus. Por tanto, se trata de una cuestión de fuerza mayor. La actual crisis sanitaria, de efectos profundos y prolongados en la vida de las personas, debe ser considerada abiertamente como un fenómeno de la economía capaz de generar un grave trastorno o mutación de las circunstancias, y por tanto, alterar las bases sobre las cuales se suscribió el contrato de hospedaje y restauración de las residencias de estudiantes", razona Ortiz.

En definitiva, "la pandemia mundial de coronavirus permite sostener un grave trastorno o mutación de las circunstancias del contrato de hospedaje y restauración del colegio mayor que avala la petición que hacemos en la demanda de exoneración del pago de la cuota mensual o, subsidiariamente, una reducción sustancial del 50% o más de dichas cuotas", explica el letrado gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios