EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Cádiz | farmacéuticos Ernesto Cervilla: "Hemos abierto varios expedientes estos días por precios abusivos"

  • El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos sugiere que medidas como el suministro de medicación hospitalaria podría continuar tras la crisis

Ernesto Cervilla, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz. Ernesto Cervilla, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz.

Ernesto Cervilla, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz. / D.C.

–¿Qué ha ocurrido con los precios de hidrogeles y mascarillas? Diecisiete euros un hidrogel. Daña la confianza, además del bolsillo.

–Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos, tenemos varios expedientes abiertos a farmacias con precios desorbitados. Ocurre que en algunos casos aportan documentación que muestra que los proveedores eran quienes marcaban un precio abusivo de principio, con lo que el precio quedaba hinchado aun cuando se vendiera sin beneficio. Nuestra recomendación ante estos casos ha sido que no se compre. Es verdad que estamos en un libre mercado, tampoco vamos a obligar a nada. Pero en el momento en que vemos precios desorbitados, abrimos expediente.

–¿En qué ha cambiado estas semanas la rutina de las farmacias?

–La función básica no ha cambiado pero, por supuesto, además de las recomendaciones habituales, estamos dando muchas explicaciones referentes a medidas higiénico sanitarias para que la propagación del virus sea la menor posible. Las medidas de distanciamiento, mamparas... Todos los que llegan lo están aceptando muy bien, de forma muy disciplinada, ya con bastante tranquilidad. Ahora, también hay que estar pendiente de esos casos que estaban continuamente en la farmacia. También, si alguien tiene varias dosis o distintas medicaciones, intentamos que se la lleven todo de una vez. Ante la falta de abastecimiento de mascarillas, alcohol, guantes... insistimos en que lo puede subsanar con higiene y distancia.

–Y, a nivel interno, ¿cómo va el tema de la protección?

–Lo primero, quisiera agradecer el esfuerzo que están realizando los farmacéuticos de botica durante estos días, exponiéndose y aumentando turnos. Hay boticas que tienen mascarillas para el personal, aunque lo mismo una mascarilla de un solo uso para una semana entera, pero casi todas las farmacias han comprado mamparas. Tanto los pacientes como nosotros mismos podemos ser positivos asintomáticos. Además de las medidas de higiene, limpieza cada hora, desinfección de mostrador y teclados... Hasta ahora, el resultado es bueno: sólo ha habido un positivo en Cádiz, que ha tenido que cerrar. También hemos recomendado a las farmacias que se doblen en turno. Son recomendaciones que damos, claro, a quienes tengan personal suficiente.

–Porque aquí entra la cuestión de las farmacias en las localidades más pequeñas. Que muchas veces, además, son la principal referencia sanitaria.

–En muchos pueblos de la Sierra, en efecto, las farmacias son los establecimientos sanitarios que permanecen abiertos todos o casi todos los días del año. En algunos, están solos en las guardias;si se diera el caso de un positivo en alguna de estas farmacias sin suficiente personal facilitaríamos desde el colegio la contratación de alguien para que pudiera ocupar su lugar en el despacho.

–Imagino que ya habrá menos personas que se paseen para unas pastillas para la tos.

La gran mayoría de usuarios son disciplinados: guardan cola fuera de la puerta, a no ser que llueva. A veces hay que atajar la charla de que el cortacésped no funciona, porque no estamos para charlas. Es difícil, porque los farmacéuticos somos un poco confesores de todos los problemas pero, ahora mismo, no:hay que solventarlo más rápido posible y riñendo a alguno para que no vuelva a la farmacia, sobre todo, personas mayores. El otro día tuvimos a un cliente que vino tres veces por la mañana y claro, lo pilló la Policía.

-¿Qué me dice del bulo del ibuprofeno, lo han tenido que explicar muchas veces?

–Bueno, en principio, para el Ibuprofeno 600 necesitas una receta, así que te lo tiene que haber prescrito el médico. Respecto al coronavirus, unas recomendaciones de Francia apuntaban a que parecía que facilitaba la permeabilidad en las células pulmonares. Luego, la Academia Española de Medicamentos tuvo que salir a desmentirlo. Ocurre que nos llegan 40.000 informaciones a través de redes e internet, con expectativas positivas o negativas.

–¿Cómo está resultando el reparto de medicamentos?

–Las farmacias de barrio saben de personas con dificultades de movilidad, personas mayores. No se va a atender al que puede ir luego a la frutería: sólo a aquellos de esta tipología, inmunodeprimidos u otros casos que no tengan a nadie. Tampoco podemos estar saliendo continuamente. Ha sido una excepción a la ley porque los usuarios necesitan este servicio.

"Si la farmacia de una localidad pequeña tuviera un positivo, mandaríamos un sustituto enseguida"

–Las farmacias han sido siempre el primer frente de la atención primaria, ¿ha notado más consultas de carácter médico que antes?

–Lo curioso de esto es que los centros de salud están vacíos: lo que están colapsados son los teléfonos. Sí que hemos notado que llega más gente con un poco de inquietud. El miedo es libre y lo estamos pasando mal. Hay clientes a los que se les ha dicho estos días no venga, por ansiedad, miedo, tensión... Pero vaya, lo malo es que el que está asustado de verdad,ese es el que no sale de casa.

–¿Cuál es el protocolo de actuación ante una sospecha de coronavirus?

–En principio, mandarlo para su casa y darle los teléfonos correspondientes para que se pongan en contacto. No tenemos todos los tests que quisiéramos y tienen que pasar una serie de días can los síntomas, y eso es lo que estamos recomendando. En la zona de Cádiz nos estamos librando de lo peor. Otros protocolos incluyen la renovación de tratamiento en otras patologías o, en enfermos crónicos, derivarlos a hospitales si no encuentran su medicación. Con otros pacientes, estamos recogiendo los medicamentos en hospitales, en una propuesta que se está llevando a cabo en hospitales de Cádiz y Jerez, para que no tengan que ir al hospital:imagina un enfermo que tenga que trasladarse desde Arcos a Jerez, por ejemplo. Así que se la proporcionamos desde la farmacia nos desplazamos en caso de patologías graves. Y he de decir que los pacientes están muy contentos.

–¿En qué cambiará esto el papel de las farmacias?

–Una vez que los pacientes ven que la trazabilidad del medicamento se cumple, se quedan muy satisfechos. Los medicamentos tienen una cualidades termolábiles, y nosotros podemos proporcionarlos en las mejores condiciones posibles. Creo que este es un tipo de protocolo que podría continuarse una vez termine la crisis. Pienso que la administración nos tendrá en cuenta en este sentido, ya que en algún momento, sí es cierto que nos hemos sentido discriminados en esta crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios