El Puerto / Equipamientos Sanitarios

Un último impulso al nuevo centro de salud Ángel Salvatierra

  • Personal médico del ambulatorio Pinillo Chico, la Flave y representantes del Ayuntamiento realizan una visita guiada al nuevo edificio sanitario y piden que se dote de presupuesto para equiparlo   

Un momento de la visita realizada nuevo al centro de salud. Un momento de la visita realizada nuevo al centro de salud.

Un momento de la visita realizada nuevo al centro de salud.

Un grupo de médicos y personal administrativo del centro de salud Pinillo Chico, acompañados por representantes de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (Flave) Sol y Mar, entre ellos su presidenta Milagros Muñoz, Uchi; del Consejo Territorial de Diputación, Enrique Valle; un técnico de la Delegación Territorial de Salud y Familias; y los concejales del equipo de gobierno, Javier Bello (Participación Ciudadana) y Curro Martínez (Obras e Infraestructuras), visitaron esta mañana el nuevo centro de salud Ángel Salvatierra, cuyas obras de construcción concluyeron hace dos años y donde ya están finalizadas las calles de acceso. 

Ayer, miércoles, la delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, visitó el exterior del inmueble y pudo conocer también las calles de acceso, que completan la intervención, aunque ahora queda una parte no menos importante para completar la puesta en marcha del nuevo centro: la dotación del edificio con su mobiliario y equipos médicos, además de los equipamientos informáticos.

Los participantes en el recorrido por las dependencias aún sin equipar. Los participantes en el recorrido por las dependencias aún sin equipar.

Los participantes en el recorrido por las dependencias aún sin equipar.

Por fin esta mañana, la Flave y el personal citado han podido conocer el interior del nuevo equipamiento, con una presencia institucional modesta.   

En el transcurso de la visita el técnico de Infraestructuras de la Delegación Provincial de Salud, Miguel Martín Pérez, ofreció detalladas explicaciones sobre la accesibilidad de la dotación, que se adapta a la normativa vigente en cuanto al Código Técnico de la Edificación y la Guía de Diseños de Centros de Atención Primaria de la Consejería de Salud, "normativa más exigente que las anteriores en las ratios de calidad, seguridad y accesibilidad”. El centro está dividido en dos plantas: la planta baja, donde se sitúan las urgencias, sala de observación, pediatría y rehabilitación; y planta primera, en la que se ubicarán odontología, medicina general y cirugía menor.   

Según concluyó el concejal Javier Bello tras la visita, “El Puerto de Santa María contará con un magnífico centro de salud, al que se podrá acceder con toda comodidad gracias a las obras realizadas”. Adelantó además que próximamente el Servicio Andaluz de Salud (SAS) dotará a la infraestructura de personal y material para que pueda abrir sus puertas, "contribuyendo a descongestionar los actuales equipamientos y ofreciendo una importante cobertura a la Zona Norte de una ciudad que se beneficiará de un gran avance en materia sanitaria".

Por su parte, la Flave Sol y Mar ha participado en los dos encuentros en relación al futuro del centro Ángel Salvatierra: el primero con la delegada de Salud, donde sus representantes le entregaron un presupuesto de una empresa para dotar de mobiliario el centro de salud, "con idea de que se avance para poder abrir, cuanto antes, esta necesaria infraestructura, que vendría a descongestionar a Pinillo Chico".

El presupuesto asciende a 297.000 euros, a lo que habría que añadir los equipos informáticos. Al hilo de esto, Enrique Valle, en nombre del movimiento vecinal, enviará un documento a los parlamentarios andaluces donde les pedirá que doten de mobiliario el centro de salud, "ya que existe una partida presupuestaria para el Covid-19 que se puede utilizar para este caso".

La segunda reunión, hoy jueves, ha sido con representantes del personal sanitario y administrativo de Pinillo Chico, que han asistido a la visita; el citado técnico de Infraestructuras; los concejales de Participación Ciudadana y Mantenimiento Urbano; y parte de la directiva de la federación.

La Flave ha podido conocer a través del técnico de Infraestructuras detalles de las medidas de los accesos, barandillas y escalones de las escaleras, la rampa o los aseos para discapacitados, "que en este caso cumplen con la normativa, que en los últimos años es más exigente con respecto a la calidad, accesibilidad y seguridad". Por ello, se han mostrado "satisfechos de que no haya problemas, en ese sentido, que salvar, ya que el edificio ha sido diseñado según la normativa vigente".

Por ello, a la Flave, según han expresado en un comunicado, "solo nos queda confiar en que el centro de salud se ponga en marcha lo antes posible", puesto que es “muy necesario, ya que, el movimiento vecinal lleva más de quince años solicitando un nuevo ambulatorio y este lleva dos años listo y sin que se pueda abrir, porque no se dota de mobiliario", por la que la federación teme "que se deteriore antes de que se abra al público. Y es lo que pretendemos evitar”.

La obra del centro de salud se inició en octubre de 2017 y terminó en febrero de 2019. Desde entonces se ha trabajado para habilitar los accesos, ya concluidos, estando pendiente el mobiliario y su apertura.

     

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios