Coronavirus El alza de ingresos y la falta de personal encienden las alarmas en el hospital de La Línea

Puerta de Urgencias en el hospital de La Línea Puerta de Urgencias en el hospital de La Línea

Puerta de Urgencias en el hospital de La Línea / Erasmo Fenoy

Cuando hace tres semanas los casos de Covid-19 comenzaron a subir en La Línea de forma desbocada, incluso antes, cuando se notificó la variante británica del coronavirus en Gibraltar, los trabajadores del hospital linense empezaron a alarmarse. Un porcentaje de los contagios de Covid (hasta ahora un 4,7% del total) acaba hospitalizado y la elevada incidencia registrada en La Línea en las últimas semanas hacían prever lo que está ocurriendo: el centro hospitalario está sufriendo estos días un fuerte aumento de la presión asistencial, con la planta Covid llena, la UCI al 64% y con una falta de plantilla que dificulta la ampliación de más camas para atender enfermos de coronavirus. Algunos trabajadores resumen su situación en una frase: "Estamos al borde del colapso". Desde la Delegación de Salud se remarca, no obstante, que la asistencia está garantizada y la presión, controlada.

El problema no es tanto de falta de camas como de sanitarios. El hospital linense llegó a la pandemia con un déficit de partida que se ha agravado con el aumento de la presión asistencial. Según explican fuentes de los trabajadores, se están doblando turnos, haciendo guardias y se está incorporando personal que había cogido días de vacaciones que se le debían del año pasado, en el que muchos no pudieron disfrutar de los descansos que les correspondían. Pero no es suficiente. El problema es especialmente acuciante en enfermería, un sector con un problema endémico en España y Andalucía, en el que se ha vivido el éxodo de profesionales en busca de mejores condiciones laborales. Y en el caso del Campo de Gibraltar, se suma el hecho de ser una zona de difícil cobertura. Desde Salud se reconoce esa falta de personal y se atribuye al "problema generalizado" de carencia de sanitarios, cuyas únicas alternativas por ahora son acudir a profesionales jubilados o a recién licenciados.

El resultado es que faltan manos para atender el aumento en el número de pacientes y no solo Covid, porque, recuerdan desde el hospital, se está en una de las épocas denominadas de alta frecuentación. Y las necesidades de atención de las camas Covid son muy altas, con personal que además no puede rotar por otros servicios.

En la mañana de este martes había casi medio centenar de enfermos ingresados en el hospital y otras 11 personas estaban a la espera en Urgencias para poder ser atendidas y pasar a planta, varias de ellas desde la noche anterior. El centro hospitalario ha habilitado las dos alas de Medicina Interna, en la planta cuarta, para la atención a pacientes Covid (antes solo había una), reorganizando también para ello Maternidad y Pediatría. Esa planta Covid está prácticamente completa.

La preocupación es creciente ante los datos conocidos de contagios en la última semana en La Línea y otras poblaciones del área sanitaria Campo de Gibraltar Este. En La Línea se han notificado en los últimos 15 días 880 contagios y otros 205 en San Roque. Si un 4,70% de ellos acaban en el hospital, supondrían otros 50 ingresos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios