Brexit

May amenaza con “no abandonar nunca la UE” si su plan es rechazado

  • La ‘premier’ busca responsabilizar a Bruselas de un fracaso en el pacto del ‘Brexit’ que vota el martes el Parlamento

  • Los Veintisiete ofrecen flexibilizar la salvaguarda de la frontera irlandesa

La primera ministra británica, Theresa May, durante el discurso que pronunció ayer en las instalaciones de la compañía eléctrica Orsted A/S en Grimsby La primera ministra británica, Theresa May, durante el discurso que pronunció ayer en las instalaciones de la compañía eléctrica Orsted A/S en Grimsby

La primera ministra británica, Theresa May, durante el discurso que pronunció ayer en las instalaciones de la compañía eléctrica Orsted A/S en Grimsby / Darren Staples / EFE

Theresa May lanzó este viernes una advertencia en un pueblo de la Inglaterra profunda al Parlamento y a la Unión Europea. La primera ministra británica amenazó en Grimsby con que el Reino Unido puede “no abandonar nunca la UE” si Westminster vuelve a rechazar su acuerdo con Bruselas, en la votación final prevista para el próximo martes. May pidió al bloque comunitario “un esfuerzo más” para que introduzca cambios en la propuesta inicialmente acordada y que fue abortada por los diputados británicos. “Se necesita sólo un impulso más para abordar el final, no vacilemos. Hagamos lo que sea necesario para que los parlamentarios respalden el acuerdo este martes”, dijo.

En caso de ser rechazado el plan, la premier se comprometió a realizar un día después otra votación, en este caso, para aprobar o no un Brexit sin acuerdo. Si la voluntad de los diputados es la de salir de Europa con un acuerdo bajo el brazo, la primera ministra deberá preguntar a la Cámara si desea retrasar el divorcio de la UE. Un escenario que la mandataria avisó de que “podría llevar meses y años” de discusiones sobre la salida. “El retraso del Brexit podría llevarnos a un segundo referéndum y si vamos por ese camino, podríamos no abandonar la UE nunca”, alertó.

Mientras, el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, desveló ayer que el bloque comunitario ha ofrecido al Reino Unido la opción de salir de forma unilateral de la unión aduanera contemplada en la salvaguarda para evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras la retirada británica. “La UE se compromete a dar al Reino Unido la opción de salir de la unión aduanera de manera unilateral, mientras que los otros elementos de la salvaguarda se deben mantener para evitar una frontera dura (en Irlanda). El Reino Unido no será obligado a estar en una unión aduanera en contra de su voluntad”, escribió en Twitter el francés.

La salvaguarda para evitar una frontera física en Irlanda contempla que todo el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único.

La propuesta de ayer permitiría que Gran Bretaña dejara unilateralmente la unión aduanera, pero Irlanda del Norte seguiría dentro de ella, si bien May ya se ha opuesto con anterioridad a establecer una frontera aduanera en el mar de Irlanda, entre la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

La salvaguarda sólo entraría en vigor si Bruselas y Londres no han establecido una nueva relación comercial cuando concluya el periodo de transición, que en principio finalizará el 31 de diciembre de 2020 y durante el cual se seguirá aplicando la legislación comunitaria en el territorio británico.

Ese remedio de emergencia despierta recelos entre los diputados británicos y fue la causa principal de que en enero la Cámara de los Comunes rechazara el pacto de Brexit negociado entre la premier y el club comunitario.

Tras esa votación en contra, los Comunes pidieron a May renegociar la salvaguarda incluida en el acuerdo de salida. El objetivo es obtener garantías legalmente vinculantes de Bruselas que aseguren que el Reino Unido no permanecerá atado indefinidamente a las estructuras comunitarias, en caso de que se active este mecanismo de protección.

Además de ofrecer a Londres la salida unilateral de la unión aduanera, Barnier aseguró que la UE está preparada para dar “fuerza legal” a todos los compromisos de la carta que en enero enviaron a May el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, mediante “una declaración interpretativa conjunta”. En esa misiva, Juncker y Tusk recalcaban que los Veintisiete no deseaban que la salvaguarda para Irlanda entrase en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios