San Fernando

Noches de Feria en La Isla

  • Las calles del recinto ferial de La Magdalena, en San Fernando, reciben la visita de miles de personas dispuestas a disfrutar del ambiente de sus casetas, una habitual cita del verano en la Bahía

Comentarios 2

Su coincidencia con las primeras semanas del verano, su talante abierto y popular y el ambiente nocturno de las casetas le valieron hace más de una década el apelativo de la Feria de la Bahía. Eran otros tiempos y otra Feria en La Isla. Pero aunque la fiesta ha ido cambiando, la cita no ha venido a menos. La Feria isleña sigue convocando cada año a miles de ciudadanos procedentes de las localidades vecinas que, preferentemente, se darán cita en el recinto ferial de La Magdalena de San Fernando en las veladas de hoy y de mañana.

Las cifras que baraja el Ayuntamiento y la Policía Local -fijadas sobre las rotaciones de los aparcamientos públicos- hablan de una afluencia superior a las 200.000 personas en estas noches del fin de semana que dejarán atrás las citas más locales de la programación de la Feria del Carmen y de la Sal -la proclamación de las salineras, el día de la mujer, el del mayor y, ayer, la festividad de la Patrona, la Virgen del Carmen- para acoger también la visita de jóvenes y mayores de las ciudades vecinas.

Lo cierto es que por sus características, la Feria de San Fernando hace años que se ha convertido en las noches de su fin de semana en una de las citas favoritas de la Bahía para disfrutar del comienzo del verano cuando muchos se encuentran ya de vacaciones o acaban de comenzarlas a mediados de julio.

Y lo esencial de la fiesta será el ambiente de las 56 casetas que se reparten por las distintas calles del recinto ferial de La Magdalena, auténtica seña de identidad de esta Feria, en las que se alternarán las veladas y cenas familiares con las sevillanas -el típico ambiente de una Feria- y con las copas y el baile y un ambiente más juvenil que se prolongará hasta bien entrada la madrugada.

Se trata también de una Feria eminentemente nocturna, a pesar de las reiteradas tentativas municipales por impulsar la apertura del recinto ferial durante el día, iniciativa que funciona tan sólo en jornadas como el multitudinario día de la mujer, que se celebró el miércoles, y el del Carmen, que es festivo en La Isla y que cuenta con un nutrido programa de actos en distintas casetas.

Pero, en realidad, hasta los propios isleños se decantan más por la playa durante el día que por irse a la Feria, sobre todo debido a las elevadas temperaturas que soporta el recinto ferial de La Magdalena a estas horas en pleno verano. A excepción de las jornadas dedicadas a la mujer y el día del Carmen, las casetas duermen durante el día y aprovechan para reponer provisiones y prepararse para una nueva noche.

Porque la Feria de La Isla, a diferencia de las de otras poblaciones de la Bahía, se disfruta tan sólo durante unas intensas cinco o seis horas que van desde las diez y las once de la noche hasta las cuatro de la madrugada. Más allá de esa hora la fiesta se prolonga en las casetas más juveniles.

Durante esa franja horaria se concentran en las calles del recinto ferial miles de personas y las casetas dificilmente dan abasto. Hoy -y sobre todo mañana por la noche- esta cifra se espera multiplicar, porque hasta ahora los efectos de la crisis económica no se han dejado notar en una menor afluencia de gente en la Feria. Sí es cierto que esta vez se trata de la Feria más larga de los últimos años -la fiesta cuenta con siete noches, desde el pasado lunes hasta la medianoche del domingo- y que en la primera jornada, habitualmente más floja, registró menos público. Pero la noche del martes y la jornada del miércoles, en las que coincidieron la celebración del día de la mujer con la víspera del Carmen, fueron multitudinarias. Otra cosa es que la difícil situación económica haya obligado a modificar los hábitos de consumo. Es decir, que la gente va a la Feria, pero gasta menos.

56

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios