La desescalada

Los juzgados se reactivan sin incidencias con aforo limitado

  • Hasta el próximo martes no se reincorporará el 100% de las plantillas

  • Auguran un prolongado atasco en el sector

Los juzgados de Málaga. Los juzgados de Málaga.

Los juzgados de Málaga. / M. G.

Los juzgados de todo el país han reanudado este jueves sin incidencias la actividad tras más de dos meses y medio bajo mínimos, pero el ritmo sigue ralentizado ante la necesidad de limitar aforos para garantizar las distancias de seguridad y se augura un prolongado atasco en el sector.

Centrados durante la pandemia en cubrir los servicios esenciales y urgentes, hasta el próxima martes no se reincorporará el 100 % de las plantillas y se espera que sea entonces cuando se reactiven realmente las agendas, apuntan fuentes jurídicas consultadas por Efe.

Los juzgados deben ahora reprogramar decenas de miles de juicios suspendidos y añadir a calendarios ya previamente sobrecargadas el alud de casos que se esperan derivados de la crisis del Covid-19.

El Ministerio de Justicia, consciente del importante incremento de casos que se esperan en la jurisdicción social, contencioso administrativo y también en los juzgados mercantiles, prepara un plan de choque para evitar el colapso, que incluye la puesta en marcha a partir de septiembre de órganos judiciales que temporalmente se harán cargo de los asuntos vinculados a la pandemia.

En la reunión con los responsables europeos de Justicia y Asuntos de Interior, el secretario de Estado de Justicia, Pablo Zapatero, ha destacado este jueves la oportunidad de impulsar una transformación digital del sector tras la crisis del COVID-19, pero los juicios telemáticos siguen siendo la excepción en muchas comunidades autónomas.

"Son necesarios refuerzos. Acelerar un proceso puede salvar un puesto de trabajo o permitir la supervivencia de una empresa", advierte en declaraciones a Efe la decana de los jueces madrileños, María Jesús del Barco.

Con los planos de las distintas sedes judiciales en la mano, esta magistrada ha trabajado en las últimas semanas en la medición de pasillos y salas para estimar cuántas vistas debían celebrarse en cada edificio para evitar aglomeraciones en zonas comunes y garantizar las medidas sanitarias de seguridad.

Precauciones todas

"Empezamos despacito, hay que mantener aforos máximos en los edificios, y ello exige distanciar los señalamientos", explica.

La mayoría de los tribunales superiores de justicia consultados por Efe a lo largo de la jornada han destacado la ausencia de incidencias reseñables en esta lenta vuelta a la "normalidad", con poco trasiego en las sedes judiciales, también porque se exige cita previa para los trámites.

En la Ciudad de la Justicia de Valencia, por ejemplo, la mayor sede judicial en volumen de usuarios de la Comunidad Valenciana, se ha instalado un contador para controlar en todo momento el número de personas que ingresan en el edificio. A mediodía marcaba unas cincuenta, con muy pocos juicios programados además de los urgentes que ya se venían celebrando.

La Audiencia de Barcelona agendó para esta semana diez juicios, mientras que la de Girona ha programado tres; la de Tarragona, uno; y la de Lleida, ninguno. En el Palacio de Justicia de Pamplona había previstos este jueves dos juicios, uno por un delito contra la salud pública y otro por estafa.

En muchos juzgados continúa la instalación de mamparas de seguridad, aunque algunos ya han comprobado las dificultades de garantizar el desarrollo normal de los procesos.

La Audiencia de Granada iba a celebrar el lunes el primer juicio con jurado en Andalucía desde la pandemia y decidió suspenderlo tras adaptar la sala, en la que se habían colocado una especie de cubos individuales de metacrilato transparente a cada miembro del jurado.

Frente a juzgados de todo el territorio nacional se han concentrado también este jueves activistas de las plataformas antidesahucios.

Los desalojos han estado suspendidos durante el estado de alarma y así seguirán hasta octubre para proteger a las personas afectadas por la crisis de la COVID-19, pero los asociaciones han denunciado que muchas personas no cumplen los requisitos porque ya estaban en situación de vulnerabilidad antes de la pandemia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios