Elecciones

La educación marca el debate electoral a cuatro en Málaga

  • PSOE, PP, Unidas Podemos y Cs confrontan ideas frente a los estudiantes universitarios

  • Vox fue el gran ausente del encuentro, organizado por la Cadena Ser en la Universidad

  • Ignacio López y Pablo Montesinos cruzan reproches por la herencia recibida

Alberto Garzón, Guillermo Díaz, Ignacio López y Pablo Montesinos, antes del debate en Málaga. Alberto Garzón, Guillermo Díaz, Ignacio López y Pablo Montesinos, antes del debate en Málaga.

Alberto Garzón, Guillermo Díaz, Ignacio López y Pablo Montesinos, antes del debate en Málaga. / Javier Albiñana

A cuatro días de la cita con las urnas este próximo domingo, la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad acogió ayer un debate a cuatro en Málaga, organizado por la Cadena Ser, en el que el foco se puso sobre la educación, en especial la universitaria, sin olvidar otros asuntos como las becas, la investigación o el empleo juvenil que son de interés para los jóvenes y que, en muchas ocasiones, la propia dinámica de la campañas deja fuera de los multitudinarios mítines.

Durante una hora, Ignacio López (PSOE), Alberto Garzón (Unidas Podemos), Pablo Montesinos (PP) y Guillermo Díaz (Ciudadanos), plantearon sus propuestas a los alumnos, quienes en el último tramo del mismo pudieron lanzar algunas preguntas a los políticos. Vox, el quinto en liza que, según las encuestas sacará representación en Málaga, declinó la invitación para que su candidata, Patricia Rueda, acudiera a la cita.

Los candidatos, en un momento del debate. Los candidatos, en un momento del debate.

Los candidatos, en un momento del debate.

El encuentro se desarrolló en un tono sosegado que nada tuvo que ver con el bronco debate de los líderes nacionales. Apenas hubo cruce de acusaciones, ni por supuesto encontronazos, aunque sí ligeros reproches cruzados entre los candidatos del PSOE y PP. El socialista Ignacio López relató algunas de las medidas que el Gobierno de Pedro Sánchez se había sacado adelante, como el incremento de 100 euros las becas para más de 250.000 estudiantes. Ello, subrayó, a pesar de que “venimos de siete años de recortes”.

Alberto Garzón, de Unidas Podemos, insistió en que la educación, también la universitaria, tenía que ser “de calidad y gratuita” y señaló que esa es “una realidad en once países de la Unión Europea, algunos más pobres que España”. También consideró fundamental que haya financiación pública para luchar contra la precariedad de los investigadores.

Por su parte, Pablo Montesinos, del PP, citó entre las propuestas de su partido un programa internacional de becas de excelencia, reducir la burocracia en las universidades o impulsar una ley de financiación para que todas estas instituciones se regulen por el mismo sistema de financiación. Y en referencia al candidato del PSOE, Montesinos insistió en que la educación se debería “sacar de la contienda electoral para llegar a un gran acuerdo de Estado”.

“Creo que la gente no entiende que nos tiremos los trastos a la cabeza, lo digo por el PSOE, que dejó una situación económica que todos conocemos y sin certidumbre económica después no podemos trabajar en la educación”, dijo, recomendando al socialista “realismo y decir la verdad a la gente”.

Por su parte, el candidato de Cs, Guillermo Díaz, criticó “el manoseo de PP y PSOE en la universidad ha hecho francamente daño a muchos de los títulos” y contrapuso un sistema para “premiar” con una asignación extra a aquellas cuyos títulos “tengan un buen resultado”. Además de esto, apostó por la selectividad única y por impulsar una ley de FP dual.

Al ser preguntados por la polémica LOMCE, todos retomaron la necesidad de un pacto de Estado por la educación, aunque con matices. Montesinos se comprometió a trabajar en ese sentido y Díaz defendió que una de las condiciones de Cs para la investidura de Rajoy fue ese pacto para dar forma a una ley con carácter de permanencia y que, con la llegada de Sánchez a la Moncloa, “el PSOE se levantó del pacto y no ha vuelto”.

El socialista lo negó, y afirmó que “si el PP y Cs no están dispuestos a llegar al 5% del PIB para garantizar el mejor sistema educativo, es difícil que haya pacto, porque se quedará en papel mojado”. En Unidas Podemos quieren ser más ambiciosos y llegar a la media europea del 6,2% del PIB.

Además, Garzón criticó –en alusión a Ciudadanos y al PP– que “es imposible decir que se defiende la educación pública al mismo tiempo que se bajan impuestos a las grandes empresas, porque ese es el camino rápido a la privatización”. Por tanto, afirmó que esas propuestas “no son de fiar, porque no son creíbles”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios