Consejo Ciudadano Estatal de Podemos

Guiño de Iglesias a Errejón

  • El líder de Podemos proclama ante el Consejo Ciudadanos Estatal que su ex número dos "no es un traidor y debe ser un aliado"

  • La mayoría de barones ratifican la marcha atrás

Ione Belarra y Diego Cañamero, durante el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos celebrado este miércoles en Madrid. Ione Belarra y Diego Cañamero, durante el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos celebrado este miércoles en Madrid.

Ione Belarra y Diego Cañamero, durante el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos celebrado este miércoles en Madrid. / EP (Madrid)

La mayoría de los líderes territoriales que han intervenido este miércoles en la reunión del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos lo hicieron para apelar al diálogo, a negociar y a ponerse de acuerdo con Íñigo Errejón para evitar una fractura que consideran haría más daño el partido.

El camino lo trazó el secretario general, Pablo Iglesias, que se encuentra de permiso de paternidad e intervino por vía telefónica para cerrar la reunión

Horas antes adelantaba en Facebook su discurso, con un texto en el que afirmaba que Errejón "no es un traidor" y "debe ser un aliado", rectificando la postura inicial de presentar un candidato alternativo en las autonómicas, si bien le acusaba de haberse situado fuera del partido por la vía de los hechos consumados y le advertía de que la "autodisolución de Podemos" sólo la decidirán sus militantes.

Iglesias censuró que su ex número dos no haya discutido su propuesta de sumarse a la marca de Manuela Carmena en los órganos ni en ningún proceso de participación.

No obstante, admitía que "Íñigo, a pesar de todo, no es un traidor, sino que debe ser un aliado de Podemos" y avisaba: "Mientras una Asamblea Ciudadana no decida nuestra autodisolución o nuestro fin como referente electoral, en Podemos las decisiones las toman los inscritos y los espacios colectivos".

Incompatible con Podemos

"Hacer las cosas en secreto, por sorpresa y sin contar con los espacios colectivos me parece incompatible con formar parte de Podemos", a lo que añade: "Con todo, es legítimo que, por la vía de los hechos consumados, haya compañeros que abandonen nuestra formación. Hay que asumirlo con naturalidad y madurez".

Durante su alocución telefónica, Iglesias emplazó a sus compañeros a preguntarse si quieren ser un partido y admitió que los dirigentes que se han sumado a Más Madrid tienen muy buenos argumentos para defender que "el tiquet Manuela-Íñigo" es lo mejor, aunque les reprochó que no hayan abierto antes ese debate dentro de Podemos.

El líder morado insinuó que de haber tenido ese debate y haberlo perdido no habrían aceptado el resultado y que por eso han querido actuar por la vía de los hechos consumados.

En cuanto a la postura de los barones, fuentes asistentes al encuentro destacaron a Efe las intervenciones del secretario general de Castilla-La Mancha, José García Molina, y el de Extremadura, Álvaro Jaén –ambos del sector pablista–, que apelaron al diálogo con Errejón.

También está entre ellos el líder de Podemos en Aragón, Nacho Escartín, que antes de abandonar la reunión ha explicado algunas conclusiones a los periodistas. Escartín quiere contar con Errejón desde el convencimiento, dijo, de que "nadie puede pensar un espacio del cambio ganador en Madrid sin contar con Carmena y Errejón".

Respecto a las marcas, en el sector errejonista, lo tienen claro, su incorporación a Más Madrid no tiene marcha atrás y esa es su decisión con Podemos o sin Podemos.

Otras fuentes asistentes al Consejo consultadas por Efe han añadido que algunos líderes autonómicos criticaron el movimiento de Errejón para unirse a la plataforma de Manuela Carmena sin informar a la dirección, pero coincidieron en que habrá que ponerse de acuerdo con su partido, igual que con otros, y salir a ganar en todos los territorios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios