Juan Lozano | Candidato del PSOE a la Alcaldía de Algeciras “El Puerto no puede vivir de espaldas a la ciudad, pero tampoco al revés”

  • El candidato socialista a la Alcaldía apunta a las barriadas como objetivo prioritario en un nuevo Gobierno: “Todos los vecinos tienen que tener los mismos servicios vivan donde vivan”

El candidato socialista, Juan Lozano, en la Plaza Alta de Algeciras

El candidato socialista, Juan Lozano, en la Plaza Alta de Algeciras / Jorge del Águila

El candidato socialista a la Alcaldía de Algeciras, Juan Lozano, culmina este domingo un camino iniciado a principios de la década, cuando empezó a trabajar para situarse al frente del PSOE de Algeciras. El domingo se enfrenta no solo al reto de desbancar al popular José Ignacio Landaluce, sino al de mejorar los resultados de su partido en las dos últimas elecciones municipales, en las que quedó con seis concejales.

–Uno de los mantras de los socialistas algecireños ha sido el modelo de ciudad. ¿Cuál es el suyo?

–Nuestro modelo de ciudad se basa en tres pilares: transparencia, participación ciudadana y diálogo. Llevamos muchos meses hablando con todo el que ha querido acercarse al PSOE y contarnos sus inquietudes y cuando estemos gobernando los vamos a necesitar a todos, porque Algeciras está en una situación difícil. Las barriadas están abandonadas, ahora ha descubierto Landaluce que existen. Todos los vecinos vivan donde vivan tienen que tener los mismos servicios.

–¿Qué tres medidas destaca de su programa?

–El saneamiento de la economía, hacer una auditoría para ver cuál es la realidad de las cuentas. También la auditoría de los servicios, de la gestión de las distintas empresas que trabajan para el Ayuntamiento sean públicas o privadas, porque creemos que se puede mejorar, contando con las ideas de los trabajadores. Y después nuestras barriadas, actuar en ellas. Vamos a hablar con los agentes sociales de las barriadas para mejorarlas.

–También hacen referencia a una mejora de la movilidad, relacionada con el tráfico rodado.

–Hemos detectado hablando con los vecinos que todo el mundo se queja del tráfico, del servicio de transporte. Hay que mejorar la intercomunicación entre barriadas, entre el Acebuchal y La Menacha por ejemplo, o entre San José Artesano y Acebuchal alto, una conexión planteada pero que no se ha ejecutado. También incluiremos el transporte urbano en la auditoría de gestión, es importante mejorarlo para reducir y descongestionar el tráfico privado.

–La relación Puerto-ciudad no parece terminar de cuajar. ¿Cómo debería ser?

–Con lealtad, el Puerto no puede vivir de espaldas a la ciudad, pero tampoco al revés. La culpa no la ha tenido el Puerto. José Ignacio Landaluce aseguraba el otro día que ahora le va a ir mucho mejor a la ciudad porque en el Puerto está Gerardo Landaluce, pero Manuel Morón es una persona cercana y asequible, a lo mejor el problema no está en el Puerto, sino en la ciudad. Como alcalde de Algeciras tendré una buena relación con el presidente del Puerto porque tenemos un objetivo común, que el Puerto siga creciendo como motor de la ciudad y la comarca, pero además que colabore en todo lo posible con Algeciras, que no se sienta marginada.

–La ciudadanía siente que el Puerto no ha hecho lo suficiente por la ciudad. ¿Es entonces falsa esa sensación?

–No es cuestión de que sea falsa, si hay una sensación es porque algo pasa. Cuando las relaciones institucionales no son las que tienen que ser, sino que me dedico a confrontar más que otra cosa... El Puerto en la medida en que pueda invertir en Algeciras lo va a hacer. Y es mucho más que la Autoridad Portuaria, son las multinacionales del contenedor o el tráfico de pasajeros, graneles. Es mucho más que la gestión del espacio físico que hace la Autoridad Portuaria, que está muy encorsetada, poco margen de maniobra. Entre todos seremos capaces de trabajar, mediante el diálogo. Intentando convencer a todo el que está dentro sea Administración pública o empresa privada que tiene que apostar por Algeciras.

–¿Y el Llano Amarillo, se integrará en la ciudad?

–El Puerto siempre ha querido poner a disposición de la ciudad el Llano, es el Ministerio del Interior el que no le deja, por la Operación Paso del Estrecho (OPE). Hay que buscarle una solución a la OPE para que desaparezca esa servidumbre, pero es un debe que tenemos todos, no solo el Puerto. Hubiera tenido solución si se hubiese hecho la variante exterior, pero ha estado desaparecida de los presupuestos y ahora ha vuelto. Es una muestra de la apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez por el Campo de Gibraltar, no solo en materia de seguridad, en la que estamos mucho mejor.

–Ahora tendrá que exigirla a su partido.

–Como alcalde le voy a exigir al Gobierno lo que hay en los presupuestos y un poco más. Siempre algo más. Está pintada ya la ronda exterior, el desdoble de la Algeciras-Tarifa-Vejer, tan importante para Algeciras y Tarifa. Tenemos que hacer comarca. Estamos lejos de los centros de toma de decisión y si nosotros no somos capaces de unirnos todos no sacamos nada adelante. Tenemos que ponernos de acuerdo en cuáles son los proyectos que vamos a defender todos, y pedirlos gobierne quien gobierne. Exijamos al Gobierno de España, Junta y Diputación que inviertan en la comarca.

"Hay que acordar los proyectos que vamos a defender todos los partidos y pedirlos gobierne quien gobierne”

–¿Quién lidera?

–Lo debe coordinar la Mancomunidad de Municipios, que no está solo para gestionar ciertos servicios, sino también para dar algo de empaque político y para las relaciones con Gibraltar y los distintos gobiernos. La Mancomunidad tiene razón de ser, pero tiene que ser fuerte con un presidente/a que sea capaz de eso, de ponernos de acuerdo.

–La Mancomunidad no ha sido precisamente ejemplo de unidad en los últimos años. Desde el PSOE se ha calificado de presidente okupa a su titular.

–Es que modificaron los estatutos para que no gobernáramos nosotros, es cierto que había un presidente okupa. Espero que seamos sensatos y volvamos a poner la Mancomunidad en el sitio que se merece.

–Su compañero Juan Carlos Ruiz Boix aseguraba hace unos días precisamente “no hemos sido capaces de defender los intereses del Campo de Gibraltar”.

–Hubo una época con Rafael Palomino en la que la comarca tenía peso. En aquel momento bajo una figura que fue capaz de unirnos a todos en el PSOE, que gobernaba en todas las administraciones, se pusieron en marcha muchos proyectos. Pero en estos años alejados de los centros de toma de decisión no hemos sido capaces, aunque hemos tenido muy buenos políticos. Sí es cierto que hace poco la problemática de la comarca llegó al Parlamento andaluz, el primer consejo de ministros de Pedro Sánchez asumió lo que desde el Parlamento se había dicho y se desarrolló un plan para el Campo de Gibraltar.

–Hemos tenido buenos políticos, porque el Campo de Gibraltar se ha quedado sin representación en las Cortes tras las generales. No había ningún campogibraltareño en puestos de salida al Congreso ni en el PSOE ni en el PP.

–Nosotros hemos pasado por un proceso interno conforme a los estatutos que hemos votado todos, aprobados en congreso federal. Se aprobaron unas listas, esas listas fueron cambiadas y eso lo tenemos que aceptar todos porque, si no, no estaríamos en este partido, te guste más o te guste menos.

–Pero también puede verse como un síntoma de la falta de peso que tiene la comarca.

–Hubo una candidatura refrendada por las asambleas y el comité provincial y el comité federal la cambió y la aceptamos. ¿Por qué? Habrá que preguntárselo al comité federal. Al cambiarla el puesto más cercano para la comarca es el 4, Gemma Araujo, y pese a los magníficos resultados obtenidos en las generales nos hemos quedado en el 3. Y el PP sí llevaba al Senado a Landaluce pero el pueblo, no su partido, ha dicho que no esté ahí.

–En las generales hubo una movilización frente al ascenso de la derecha más a la derecha que impulsó los resultados del PSOE. ¿Cuánto de ese apoyo espera mantener el domingo?

–No lo sé. Espero tenerlo todo, no sé si irá ese 67% de los electores a votar. Las elecciones municipales son muy distintas al resto y Algeciras suele ser una ciudad bastante abstencionista. Yo lo que estoy es animando a todo el mundo a ir a votar. Algeciras necesita un cambio como España lo necesitaba y ya se ha visto el resultado del cambio en Madrid, hemos visto los viernes sociales, el plan del Campo de Gibraltar, los presupuestos.

–En las autonómicas en cambio los resultados no fueron tan buenos.

–Pero dentro de la debacle que hubo a nivel andaluz sí fueron buenos resultados, nos felicitaron incluso por ellos. Hemos hecho dos campañas muy fuertes, en las andaluzas y las generales, nos hemos volcado en la calle. Hemos puesto al PSOE como referente en Algeciras, porque había perdido peso, por eso me presenté a secretario general y opté a ser candidato a la Alcaldía.

–¿Se está sintiendo respaldado por el partido?

–A nivel local sí.

–¿Y a nivel provincial y federal?

–También, soy miembro de la Ejecutiva provincial. Soy parte de ese proyecto, trabajé por él en su momento. Colaboré en cambiar la dirección del PSOE en la provincia de Cádiz y me siento orgulloso. Ahora, hay que seguir trabajando por que Algeciras esté donde tiene que estar. Es la primera agrupación por militancia, debe jugar el papel que le corresponde. Somos una agrupación joven pero ahí estamos, como gota malaya.

–¿Le beneficiará electoralmente el papel jugado por el PSOE en el conflicto de la estiba?

–Los estibadores saben quiénes han estado al lado de ellos y saben que ha sido el PSOE. Primero cuando lideró en marzo de 2017 el no al decreto, convenció a Cs de que se abstuviera frente a decreto que nacía de la imposición. Frente a ello, Landaluce el día clave de la manifestación desaparece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios