Grupo Insur | Resultados de 2019 Inmobiliaria del Sur aumenta un 13% su beneficio y un 7,8% la venta

Última junta de accionistas de Grupo Insur. Última junta de accionistas de Grupo Insur.

Última junta de accionistas de Grupo Insur. / Juan Carlos Muñoz

Grupo Insur registró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 26,5 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento del 12,9% respecto al ejercicio anterior, según informó la compañía sevillana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aunque el Grupo formula sus estados financieros conforme a la normativa contable NIIF-UE, consolidando las sociedades consideradas negocios conjuntos por el método de la participación, ha decidido formular su informe de evolución de las actividades bajo la hipótesis del criterio de integración proporcional, al considerar que así se obtiene una mejor comprensión de sus negocios y, sobre todo, la auténtica magnitud de sus actividades, el volumen de los activos gestionados y el dimensionamiento de sus recursos financieros y humanos.

La cifra de negocio de la firma progresó un 7,8% durante el pasado año, hasta sumar 122,8 millones de euros, mientras que el Ebitda ajustado, el que no incluye el resultado de ventas de inversiones inmobiliarias, se disparó un 28,6%, hasta los 22,4 millones.

Las cuentas de Insur del pasado año incluyen un impacto, meramente contable, y sin efecto alguno en la tesorería, por importe de 5,9 millones de euros, como consecuencia de la aplicación de la NIIF 9 en relación con la formalización en julio de 2019 de una operación de financiación sindicada, que ha supuesto imputar a resultados el incremento de patrimonio que, también por aplicación de dicha normativa contable, tuvo que contabilizar el 1 de enero de 2018 y de la cancelación de los gastos de formalización de la financiación anterior.

En virtud de este impacto contable, el beneficio neto de la compañía cerró el año en 8,8 millones de euros, un 12,2% menos que en el ejercicio anterior. No obstante, se dispara un 31,6%, hasta los 13,3 millones, al descontar este efecto.

Insur explica en un comunicado que esta financiación sindicada le ha permitido mejorar de forma “sustancial” sus condiciones de financiación, tanto en término de coste como de servicio de la deuda.

Así, la inmobiliaria asegura que esta operación “ha reforzado aún más la sólida estructura financiera” de la compañía, y que dispone de una cómoda posición de liquidez, con 50 millones de euros de efectivo y otros activos líquidos equivalentes y facilidades crediticias no dispuestas por importe de 12,8 millones de euros.

Cuenta además con un fondo de maniobra de 66,4 millones de euros y activos libres de cargas por importe de 119 millones de euros. En concreto, a la conclusión de 2019, Insur presentaba una deuda financiera neta de 196,4 millones de euros, un 6,3% superior a la de un año antes y equivalente al 36,5% del valor de sus activos (loan to value).

Por áreas de actividad, la de promoción y venta de vivienda redujo un 15% su cifra de negocio a causa de las demoras registradas en las entregas, a su vez derivadas de la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, aunque la firma cuenta con viviendas terminadas, vendidas y pendientes de entrega por 26,5 millones de euros y con una cartera de preventas de 121,1 millones.

Este descenso se vio compensado por los crecimientos del 83,1% y el 26,6% que, respectivamente, se anotaron las actividades de construcción y gestión, dada su cada vez mayor actividad, y el incremento del 12,5% que registró la división de patrimonio.

Durante el pasado año firmó nuevos contratos de alquiler por una superficie total de 16.380 metros cuadrados, alcanzando la renta anualizada de los contratos de vigor la cifra de 17,2 millones de euros, un 26,2% superior al ejercicio anterior. La tasa de ocupación mejoró seis puntos porcentuales, cerrando en el 88,4%.

El GAV o valor bruto de los activos, asciende a 537,6 millones, de los que 298 millones corresponden a inversiones inmobiliarias destinadas a arrendamiento y 239,6 millones a existencias.

El NAV o valor bruto de los activos, netos de deuda, asciende a 341,2 millones de euros, con un incremento del 4,8% respecto de 2018, del que resulta un NAV por acción de 20,1 euros.

Ante estos resultados, Insur propondrá el reparto de un dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 0,37 euros brutos por acción, lo que supone un pay out del 47,4% del resultado consolidado excluyendo el impacto extraordinario, un porcentaje “en línea con el de años anteriores”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios