EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

OBITUARIO

Fallece Alberto Yarte, delegado territorial de Iberdrola en Andalucía

El delegado territorial de Iberdrola en Andalucía y Extremadura, Alberto Yarte del Toro, falleció ayer en Madrid a los 64 años de edad víctima de una cruel enfermedad diagnosticada hace escasos meses. Natural de Madrid y licenciado en Económicas, Alberto Yarte estaba casado y tenía cuatro hijos y dos nietos. Llevaba casi tres décadas afincado en Sevilla, adonde llegó a principios de los noventa como director de Sistemas de IBM para instalar la red informática de la Expo 92. A continuación fue director territorial de Alcatel en Andalucía, y poco tiempo después se incorporó a Airtel como responsable de la compañía en Andalucía y Extremadura.

A lo largo de los siguientes siete años, Alberto Yarte lideró el despliegue de la operadora en Andalucía, alcanzando un récord de captación de clientes. Su desempeño no pasó desapercibido para el entonces consejero delegado de Airtel, Ignacio Sánchez Galán, quien dejó la firma poco después de su adquisición por Vodafone y se incorporó a mediados de 2001 a Iberdrola como vicepresidente y consejero delegado.

Este paso fue determinante para la carrera de Alberto Yarte, ya que poco más de un año después, Sánchez Galán decidió ficharle como director territorial de la eléctrica en Andalucía y Extremadura, cargo que asumió el 1 de enero de 2003. Hasta ese momento, Iberdrola sólo contaba en Andalucía con una oficina en Cádiz para atender la liberalización del mercado eléctrico de grandes empresas. Sin embargo, tenía ambiciosos planes de futuro en la comunidad. Iberdrola acababa de adquirir la central de ciclo combinado de Arcos de la Frontera iniciada por Enron, se preparaba para competir en la apertura del mercado de consumidores domésticos, y había percibido el potencial de Andalucía en el campo de la energía eólica.

Bajo la dirección de Alberto Yarte, Iberdrola se consolidó como uno de los motores de la inversión en el sector industrial andaluz. En los últimos doce años, la eléctrica ha invertido alrededor de 3.000 millones de euros en Andalucía, y ha realizado compras por valor de 1.150 millones a más de 100 empresas de la comunidad. Del total de las inversiones realizadas, unos 800 millones se emplearon en la puesta en marcha de la planta de Arcos -una de las mayores inversiones industriales de la historia reciente de Andalucía- y alrededor de 1.300 millones se destinaron al área de renovables, básicamente a la puesta en marcha de instalaciones eólicas. Gracias a este esfuerzo inversor, Iberdrola encabeza el ranking andaluz de productores de este tipo de energía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios