EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

La CEOE cree que el PIB caerá un 9% en el escenario más adverso

  • La patronal calcula un 5% de retroceso de la economía en el mejor de los casos y entre 500.000 y 900.000 parados más

La CEOE cree que el PIB caerá un 9% en el escenario más adverso La CEOE cree que el PIB caerá un 9% en el escenario  más adverso

La CEOE cree que el PIB caerá un 9% en el escenario más adverso

La CEOE estima que el PIB caerá este año entre un 5% y un 9% como consecuencia de la crisis del coronavirus y el paro crecerá entre medio millón y más de 900.000 personas, con una tasa de paro que podría escalar hasta el 18%. Así lo recoge el departamento de Economía de la CEOE en un informe especial sobre el impacto de la crisis del Covid-19 en las empresas y en la economía española en general, del que se desprende que sus consecuencias serán mayores que las inicialmente previstas.

Según la CEOE, España volverá a entrar en recesión en 2020 debido al parón de la actividad y de la demanda a partir de la segunda quincena de marzo y su extensión a abril, con una caída del PIB estimada en un 5% para el conjunto del año en un escenario de recuperación más intensa, en el que se estima el final del confinamiento para los primeros días de mayo, una alta efectividad en las medidas adoptadas y una recuperación rápida en la mayor parte de los sectores.

En este escenario, la patronal prevé que se perderán 445.300 ocupados en términos de EPA, un 2,3% menos en media anual, y la tasa de paro crecerá del 14,1% al 16,5%, con un incremento del paro en 560.400 personas, hasta situarse en 3,8 millones.

En el más adverso de estos escenarios, con una confinamiento más prolongado y una menor efectividad de las medidas adoptadas, la caída del PIB podría situarse alrededor del 9%. En este caso, el empleo caería un 4% en media anual, con un descenso de la ocupación de 796.800 personas, y el paro se elevaría en 912.000 personas, hasta casi los 4,2 millones, con una tasa de desempleo del 18%.

En 2021 el país experimentará un intenso rebote, con un crecimiento del 5,2%

En cualquier caso, advierte de que la excepcionalidad de la situación hace “difícil” predecir escenarios centrales puesto que se desconoce aún la evolución de la propia crisis sanitaria o el grado de efectividad de las medidas adoptadas por el Gobierno hasta el momento, entre otros factores.

Con todo, teniendo en cuenta que la economía se enfrenta esta vez a un “shock de impacto”, la CEOE afirma que los niveles de actividad podrían alcanzar en diciembre los existentes al cierre de 2019, con lo que la recuperación en un escenario como el actual debería ser más rápida que al final de ciclo del tipo de la pasada recesión. En este sentido y en el escenario más optimista, la patronal estima que el PIB experimentaría un notable rebote del 5,2% el próximo año.

Por otro lado, el club de los países más ricos, la OCDE, afirmó ayer que a economía española ofrece síntomas de una “fuerte desaceleración” como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 y de las medidas de contención implementadas por el Gobierno.

La OCDE detecta la mayor inflexión de la historia en el ciclo económico mundial

“El índice compuesto de indicadores líderes (CLI) para España apunta a una fuerte desaceleración, como en la mayoría de las economías de la OCDE”, explica un portavoz de la OCDE, después de que el último dato de este indicador adelantado se haya situado en 97,83 puntos, frente a los 98,96 de febrero.

A nivel mundial, los indicadores compuestos avanzados de la OCDE, que anticipan inflexiones en el ciclo económico, sufrieron en marzo el mayor bajón mensual de su serie histórica para la inmensa mayoría de las grandes economías. Los indicadores, que se basan sobre todo en la medición de la confianza de los consumidores y en las encuestas a las empresas, no sirven para anticipar cuál puede ser la magnitud de la recesión que se espera, envuelta de una “considerable incertidumbre”, en primer lugar porque no se sabe cuánto durará el confinamiento. Estos datos, sin embargo, ponen en evidencia la rapidez del giro con el que las economías han comenzado la actual fase de contracción. Sobre todo teniendo en cuenta que algunas de ellas, como es el caso de Alemania o Estados Unidos, se encontraban en un estadio de cierta remontada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios