Economía

El BCE vuelve a intervenir para relajar los niveles de la prima de riesgo española

  • El diferencial ha llegado a superar los 520 puntos básicos a primera hora de la mañana, pero la compra de deuda por parte del Banco Central Europeo la ha rebajado al cierre hasta los 441 puntos básicos.

Comentarios 19

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes caía fuertemente hasta acercase a los 450 puntos gracias aque el Banco Central Europeo (BCE) volvía a comprar deuda en el mercado secundario y después de que cuestiones técnicas llevarán al diferencial hasta el valor récord de 525 puntos básicos.

De esta manera, la prima de riesgo del bono española a diez años se situaba de nuevo por debajo del diferencial de la deuda italiana, que descendía hasta los 483 puntos básicos.  

En concreto, el spread entre la deuda española y la alemana descendía en torno a las 10:30 hasta los 451,7 puntos básicos, con un rendimiento del 6,438%, tras haber abierto la sesión en 495,3 puntos básicos y después de alcanzar los 525,8 puntos.

Este fuerte repunte registrado al inicio de la jornada del viernes obedeció básicamente a una "cuestión técnica artificial" y no a razones de mercado, al cambiar el bono español de referencia en la comparación con el alemán, según explicaron fuentes del Ministerio de Economía. 

Por su parte, la prima de riesgo italiana continuaba su tendencia a la baja por debajo de los 500 puntos básicos y se situaba en los 483,7 puntos básicos, con un rendimiento del 6,749%, tras iniciar la jornada en 513,7 puntos básicos.

Asimismo, la deuda francesa se relajaba al alcanzar un diferencial de 165,5 puntos básicos, con un interés del 3,576%, tras iniciar la sesión en los 172 puntos básicos y después de superar en la jornada de ayer los 200 puntos básicos.

Bajada a los 441 puntos al cierre

El diferencial entre la deuda española y la alemana se estrechó al cierre del mercado hasta los 441 puntos básicos, frente a los 460 puntos de ayer, animada fundamentalmente por las nuevas compras del Banco Central Europeo (BCE).

El mercado de deuda español vivió, en la última jornada de la campaña electoral, una jornada caótica, con discrepancias sobre la evolución de la prima de riesgo, que la llevaron a situarla en algunos momentos en niveles superiores a la italiana.

La propia vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, compareció públicamente tras el Consejo de Ministros para explicar que esta fuerte subida se debía a una cuestión técnica.

En concreto, el bono que se estaba tomando como referencia para compararlo con el alemán, el emitido por el Tesoro, no era el correcto, ya que aún no tiene la liquidez suficiente para ello. Esta distorsión hizo que la prima se disparara en algunos momentos por encima de los 500 puntos.

Una vez subsanado el error, el diferencial cayó a niveles inferiores a los de este jueves. Tras aclararse que la subida respondía a un ajuste técnico, la presión se relajó sobre la deuda española, animada por la decisión del BCE de intervenir de nuevo en los mercados para ayudar a los bonos españoles e italianos.

Al cierre, el diferencial español alcanzó los 441 puntos, con la rentabilidad del bono en el 6,38 por ciento, frente al 6,49 por ciento de ayer. En el caso italiano, la prima se situó en los 468 puntos básicos, frente a los 495 puntos de la víspera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios