Algeciras CF

Un año de Nicolás Andión al frente del Algeciras

  • El presidente cumple su primer aniversario con el equipo líder en Segunda B y el pulso económico estable

  • La pandemia marca el inicio de un mandato que apunta alto

Nicolás Andión alza un pulgar junto a Paco Martínez tras vencer las elecciones del Algeciras. Nicolás Andión alza un pulgar junto a Paco Martínez tras vencer las elecciones del Algeciras.

Nicolás Andión alza un pulgar junto a Paco Martínez tras vencer las elecciones del Algeciras. / E. S.

Primer aniversario de Nicolás Andión como presidente del Algeciras CF. El 26 de diciembre de 2019 el algecireño se alzó vencedor de las elecciones ante Paco Martínez, el otro candidato, también algecireño, que aspiraba a dirigir una nueva directiva. Andión tomó las riendas de una entidad que luchaba por la permanencia en Segunda B y que un año después se ilusiona con la posibilidad de pelear por el ascenso al fútbol profesional.

En un año absolutamente marcado en todos los sentidos por la pandemia desatada por el coronavirus, la gestión de Andión cumple el primer cuarto de su mandato. El presidente ha tenido que afrontar varios desafíos -esperados e inesperados-, el principal, por supuesto, el virus y sus consecuencias económicas. No obstante, el Covid-19 no ha sido excusa para que la directiva haya impulsado un ambicioso plan que de momento está dando unos resultados deportivos inmejorables con el equipo de Salva Ballesta líder invicto de su grupo.

Nicolás Andión Martínez dio un paso al frente cuando hace poco más de un año Ricardo Alfonso Álvarez anunció su decisión de dimitir y convocar elecciones. El que fuera directivo y vicepresidente -principal responsable del área comercial y de publicidad- fraguó una candidatura con varias caras conocidas y pertenecientes a la anterior cúpula directiva. Por otro lado, el empresario local Paco Martínez formó una candidatura alternativa, dispuesta a un cambio más profundo. Andión ganó con holgura los comicios con un proyecto inspirado en la gestión del Puerto de Algeciras, un trabajo en el que el presidente algecirista es reconocido por su trayectoria profesional. 

El 26 de diciembre de 2019, el día que cumplía 47 años, Andión se impuso en las urnas y el día 27 la directiva se puso en marcha de manera oficial: por delante, dos objetivos prioritarios: la deuda con la Seguridad Social y la permanencia del primer equipo en la Segunda B. El primer frente continúa abierto y estable, con proceso de negociación para firmar un convenio que permita al club afrontar con comodidad los pagos con la Tesorería de esa deuda heredada. Lo segundo, la salvación llegó de manera anticipada por la crisis sanitaria y la suspensión de la competición. El Algeciras se encontraba en el puesto de promoción cuando la liga fue interrumpida y en clara progresión tras la llegada de Salva Ballesta y los refuerzos de invierno.

Y es que otra prioridad de la nueva directiva fue reforzar al equipo en invierno, tarea que encabezó Daniel Alejo, el nuevo director deportivo, con hasta ocho fichajes, algunos de relumbrón. La primera gran decisión que Andión tuvo que tomar con su junta fue la destitución de Emilio Fajardo como entrenador. Aunque la junta había expresado su respaldo al cuerpo técnico, el revés en Villarrubia condenó al artífice del ascenso el 14 de enero. El club apostó por Salva Ballesta y se lanzó a fichar. El efecto Salva comenzó a dar resultados y victorias ante Badajoz o Córdoba que invitaron a pensar en la permanencia. Y entonces llegó el virus.

La directiva ha mantenido el pulso económico estable de un club cuya gestión exige especial habilidad. Sin hacer demasiado ruido, la junta salvó el ejercicio 2019/20, acogiéndose como la mayoría de los clubes a un ERTE. El mandato de Andión ha desbloqueado algunos atascos, como la deuda que había pendiente con el Real Murcia, y mantiene abiertos varios frentes judiciales gracias a la incansable colaboración de los abogados Nacho Castro y Miguel Ángel García. El principal caballo de batalla, lógicamente, sigue siendo alcanzar un convenio con la Tesorería.

Entre los logros más visibles en este primer año de mandato, la directiva de Andión ha puesto en marcha la Fundación ACF, ha potenciado la marca del club, ha encontrado apoyos para sobrevivir a la crisis de la pandemia y, el más visible, ha transformado el proyecto deportivo de la mano de Salva Ballesta.

La era Andión ha tenido obstáculos en el camino desde el primer momento, con una pequeña crisis interna al comienzo de la actual temporada iniciada con la marcha de Juan Carlos Crespo Sánchez. Sin embargo, todos esos fuegos han sido sofocados con la premura de los buenos resultados de un equipo que suma 19 puntos de 21 posibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios