CD Badajoz - Algeciras CF Segovia, tu cara me suena

  • El veterano delantero se reencuentra doce años después con los albirrojos, con los que jugó cuando tenía 22 años y se hacía llamar Dani Lucas

  • "Fue una experiencia enriquecedora a nivel humano", recuerda sobre la crisis del club en la 2007-08

Dani Lucas Segovia, en una de sus etapas en el extranjero. Dani Lucas Segovia, en una de sus etapas en el extranjero.

Dani Lucas Segovia, en una de sus etapas en el extranjero. / E. S.

Comentarios 0

El Algeciras CF se reencontrará el próximo domingo en Badajoz con Dani Segovia. Puede que este nombre no les diga nada porque hace ya doce años que este consumado delantero pasó por el Nuevo Mirador cuando apenas tenía "22 añitos" y se hacía llamar Dani Lucas. Mucho ha llovido para los albirrojos y mucho también para Dani Lucas Segovia, un auténtico trotamundos que a día de hoy es uno de los arietes más cotizados de la Segunda B.

Los que mejor memoria conservan quizás se acuerden de un delantero muy espigado (1,92 metros), delgado por aquel entonces, que venía de la cantera del Rayo Vallecano como sub'23 para la plantilla del Algeciras que regresaba a la categoría de bronce en la campaña 2007-08, la que había ascendido a las órdenes de Manolín Núñez. Aquel equipo empezó con una derrota en Águilas (donde marcó Dani Lucas Segovia) y dos reveses más que provocaron la destitución del técnico barbateño. Manolo Villa hizo la transición (con dos victorias) hasta la segunda etapa de José Luis Montes en una institución que empezaba a padecer una gran crisis económica, la que dio con los huesos del club en la Primera Andaluza.

Segovia, como ya figura en su currículum deportivo, no guarda grata memoria de su etapa en el Nuevo Mirador aunque se queda con todo lo que aprendió en la adversidad: "No tengo muy buen recuerdo, llegué muy joven, con 22 añitos, y fue de las primeras épocas en las que donde un club se tiró más de seis meses sin pagar", relató el futbolista en Ser Deportivos Badajoz, en referencia a la crisis que poco a poco afectó a tantos y tantos clubes.

Dani Lucas Segovia se ha curtido en Francia, Austria, Azerbaiyán y la India

"Fue una experiencia enriquecedora a nivel humano", prosiguió el ariete del Badajoz. "Crecí como persona junto a la que era mi novia, ahora mi mujer, en un mal momento. Fueron seis meses bastante malos, sin cobrar, muy cuesta arriba", confesó. "Estuvimos abajo todo el año, aunque en enero tuve la suerte de poder marcharme a un gran club como el Real Zaragoza", recuerda.

A Dani Lucas Segovia no le ha ido mal en el fútbol, a pesar de momentos complicados como el que vivió en aquel Algeciras 2007-08. El jugador criado en la cantera del Rayo Vallecano -coincidió con Amaya o Negredo y debutó en el primer equipo con Carlos Orúe-, ha tenido experiencias en el extranjero: Francia, Austria, Azerbaiyán o India. El punta también alumbra estancias en Fuenlabrada, Conquense, Baleares y un brillante paso por el Racing de Santander, con el que logró el ascenso a Segunda la pasada temporada. Ocho goles marcó el madrileño.

Segovia recaló este vernao en el Nuevo Vivero como refuerzo para un ataque de muchos quilates, a pesar de que el Badajoz se desprendió el algecireño Francis Ferrón, ahora pichichi con el San Fernando. "Estamos haciendo las cosas bien. Queríamos tener un buen arranque, despejar esas dudas de pretemporada y el equipo está dando que hablar", sostiene Segovia. En vano, el Bada es el único imbatido de las tres primeras categoría ya que no ha recibido un solo gol. "Tenemos un gran portero", subraya.

"Sabemos que esta categoría es complicada, nadie regala nada, no hay equipo que se destaque especialmente, así que el que menos encaja y el más efectivo es el que va a estar arriba", reflexiona el delantero, que valora el sacrificio del cuadro de Nafti: "El equipo sabe defender, sufrir y eso nos va a guiar hacia arriba, el tener la portería a cero".

Segovia entiende que el Badajoz cuenta con "una plantilla de muy alta gama, con los puestos bien cubiertos, de hecho la convocatoria está muy cara", pero destaca que eso no resta capacidad de trabajo: "Tenemos un equipo con calidad, pero en esta categoría no solo vale la calidad", advierte al tiempo que deja clara su filosofía: "Nadie se acuerda de lo que bien que juegas si no sacas los tres puntos".

El ariete marcó su primer tanto como blanquinegro la pasada jornada en la victoria ante el Cádiz B (0-2). Su próximo reto, brindar un tanto en el Nuevo Vivero. La próxima oportunidad, ante un Algeciras en el que vivió la peor cara del fútbol. El domingo a las 19:00 (Footters), el reencuentro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios