Algeciras CF - Málaga CF | Pretemporada

El Algeciras sigue fino y empata con el Málaga (0-0)

  • El equipo de Fajardo, muy serio, tutea a todo un Segunda en su reencuentro con el Nuevo Mirador

  • Los nuevos empiezan a encajar con los 'héroes' del ascenso ante una afición ávida de fútbol

Mario Martos controla el balón, rodeado de malaguistas. Mario Martos controla el balón, rodeado de malaguistas.

Mario Martos controla el balón, rodeado de malaguistas. / Erasmo Fenoy

El Algeciras CF (Segunda B) empató sin goles con el Málaga CF (Liga 1|2|3) en su reencuentro con el Nuevo Mirador. El equipo de Emilio Fajardo dejó una imagen muy seria y más que buenas sensaciones ante todo un Segunda división en el primer ensayo del verano como local ante una afición que sigue ávida de fútbol, algo que se sintió en las gradas. El Málaga tiene tirón, sí, pero el algecirismo sigue con su locura activada.

Sin el cuerpo a mil revoluciones ni lo que había en juego hace apenas un mes, el Algeciras volvió a pisar el césped (muy bien cuidado) del Nuevo Mirador. El Algeciras, con su nuevo elástica negra, regresó al lugar donde dejó apalabrado su ascenso ante el Socuéllamos aquel ya histórico 23 de junio. Mucho ha cambiado desde entonces, pero lo que parece no haber cambiado es la actitud de un equipo albirrojo con las ideas claras. Es como si el Algeciras no se hubiese ido de vacaciones: los del ascenso están finos y lo que han venido se quieren montar rápido en ese barco que parece que va solo, pero que lo patronea un técnico dispuesto a mantener la dinámica en una categoría superior.

El Algeciras salió con Romero, una línea de cuatro en defensa con Choco y Gallardo en los laterales y la pareja de centrales Borja Vicent y Pablo de Castro; Cerpa y Iván se asociaron en la medular, con Almenara y Barba por las bandas; Mario Martos hizo de enganche y Antonio Sánchez de punta. Un once con caras conocidas pero también nuevas, gente ya se va dejando ver. Fajardo mantuvo este equipo unos 60 minutos ante un Málaga que sacó dos equipos distintos, uno en cada tiempo salvo por los porteros, con 30 minutos para cada uno. En el Algeciras no se vistieron Eric Samé (que no cuenta), el meta Pablo Barroso (sin ficha) y el recién llegado Braganza, que desembarcó en el Nuevo Mirador para firmar su fichaje.

El primer acto fue de tú a tú, sin que apenas se notasen las diferencias que se presuponen entre un Segunda y un Segunda B. También es verdad que el Málaga de Víctor Sánchez del Amo echó a rodar con muchísimas probaturas. Los albirrojos protagonizaron la primera oportunidad destacada del partido con un disparo de Antonio Sánchez desde fuera del área que el meta malaguista atajó poniendo en riesgo su cuerpo al chocar con un palo. El '9' algecirista ha vuelto fresco. La ocasión más clara, sin embargo, la tuvo el Málaga en el minuto 23 cuando un fallo de Borja Vicent (que al final parece que va a ser humano) dejó a Santos solo en el mano a mano con Romero. El Gato no entiende de amistosos y evitó un gol cantado. La grada coreó su nombre.

El Algeciras quiso ser protagonista en el primer acto y el Málaga se brindó. Cerpa trató de mover al equipo albirrojo con frescura, Barba no paró y Martos soltó algunos fogonazos como el disparo que se fue a córner al filo del descanso.

Tras el intermedio, el Málaga sacó otro once y dio un paso al frente. Los de Víctor tuvieron unos veinte minutos de superioridad y metieron al Algeciras en su terreno. Un zambombazo de Renato al larguero en el minuto 57 pudo decantar la balanza. Los de casa, no obstante, no se amedrantaron y se pusieron el mono de faena: cuando no hay balón, toca correr como un condenado.

Fajardo escalonó los cambios, en grupitos de tres-cuatro, y el Algeciras cogió aire, sobre todo cuando entraron Antoñito, Karim, Tote o Antonio Domínguez. Había expectación por ver al onubense, ese tipo de futbolista que se palpa que tiene algo distinto.

El duelo se equilibró en su tramo final, sin apenas sobresaltos, con alguna que otra llegada como un disparo alto de Domínguez o un tiro con intenciones de Pipo. El debut en el Nuevo Mirador del cadete Pepe dio un último arreón entre los aficionados algeciristas, que ven por fin a la nueva perla de la cantera. El Málaga rondó el área, al final por medio de Adrián, pero sin demasiada mordiente. Tampoco pasa nada porque los blanquiazules habían cautivado mucho antes desde el palco con los Basti, Coke Contreras...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios