Deportes

Los albinegros visitan hoy al CD San Roque

  • Los de Roger afrontan su tercer ensayo en el debut de los rojillos. La cita, en el campo de Los Olivillos

El balono Kevin Ceceri salta en un ejercicio. El balono Kevin Ceceri salta en un ejercicio.

El balono Kevin Ceceri salta en un ejercicio. / erasmo fenoy

La Real Balompédica Linense (Segunda B) visita esta tarde (20:00) al Club Deportivo San Roque (División de Honor) en un encuentro amistoso que se jugará en el campo Vicente Blanca de Los Olivillos.

La Balona de Jordi Roger afronta su tercer ensayo de la pretemporada en un partido que supone el debut del San Roque que comanda Mariano Marcos, un equipo que se ha sometido a un intenso plan renove aunque cuenta con dos veteranos exalbinegros en sus filas: Isaac Luis Chico Copi y José Luis de la Paz Marín.

La Balompédica se desplaza a San Roque, un territorio amigo donde guarda a muchos simpatizantes y donde suele rodar cada verano. El equipo de Roger comparece después del empate ante el Bristol City FC en el Municipal de La Línea (2-2) y la goleada del pasado sábado ante el CD San Bernardo en la Estación (0-6). Aunque los resultados ahora son los de menos, insiste el míster barcelonés, los albinegros hicieron buena la diferencia de categoría en el Alberto Umbría y mostraron una progresión lógica con respecto al tempranero debut.

Roger sigue pendiente del estado de Juan Delgado (golpe en un pie) y Pirulo (espalda) y tampoco alineará a Jesús (cuádriceps) ni Joe (golpe en un gemelo). El míster sigue abierto a la llegada de jóvenes a prueba como Fabio, Amin o Mamadou.

El CD San Roque 2018/19 sale a escena hoy ante su público. Lo hace en Los Olivillos, donde lleva una semana de trabajo, a falta de que las nuevas instalaciones del Manolo Mesa sean inauguradas. Mariano Marcos, exjugador de la UD Los Barrios y técnico en el club de la Villa durante cinco campañas -llegó a dirigir en Tercera siete partidos-, es el nuevo entrenador rojillo.

"Es un proyecto ilusionante y un reto para mí. Después de Los Barrios, donde pude entrenar en Tercera y fue un máster para mí, estuve en Gibraltar y tenía la opción de haber seguido, pero llegó el San Roque y no dudé mucho", explica el preparador.

"Tenemos un equipo por cerrar con veteranos y muchos jóvenes. Queremos abrir la puerta a los chavales que vienen apretando", asegura. "Empezar ante la Balona es un plato fuerte, pero en ganas e ilusión tenemos que estar igual o más que ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios