Fútbol

La Balona, ante el mes de la verdad

  • Los linenses deben abonar 439.000 euros a los doce profesionales que han presentado denuncia o bajará el día 31 · La AFE advierte de que no habrá clemencia y que se consumarán los descensos por impagos

Comentarios 6

La Real Balompédica deberá hacer frente antes del próximo 31 de julio a los 439.000 euros que doce profesionales de los que vistieron la camisola albinegra la pasada campaña le reclaman ante la Comisión Mixta (AFE-Liga de Fútbol Profesional). En caso de que los futbolistas, ya sea por haber cobrado o por llegar a acuerdos con la entidad, no retiren la reclamación, los de La Línea darían con sus huesos en Primera Andaluza.

La situación de la Balompédica no es es más que el pico del iceberg. Según los números que maneja el sindicato de futbolistas los clubes de Segunda B y Tercera división adeudan alrededor de 60 millones de euros que necesitan pagar de inmediato. El crack del fútbol con su concepción actual parece inminente.

La directiva que encabeza Alfredo Gallardo cuenta con el compromiso del alcalde, Juan Carlos Juárez, y del concejal Manolo Aguilera de que el Ayuntamiento colaborará con gestiones a través de terceros para sacar adelante la difícil situación en que se encuentra el club. La crisis en la que están envueltos gran parte de las entidades trabaja a favor de los balonos. La propia AFE ha recomendado a sus asociacos que traten de llegar a soluciones intermedias.

Valga como ejemplo que el pasado año sólo tres equipos (Logroñés, Algeciras y San Isidro) renunciaron a la categoría en la que debían militar como consecuencia de sus deudas. Los jugadores de esas escuadras apenas recibieron la mitad del dinero que habían reclamado mediante las denuncias. Si se produce la catástrofe a la que aparece abocado el fútbol nacional el próximo 31 de julio ¿cuánto le corresponderá a cada uno de los futbolistas afectados?

Muchos de esos clubes no sólo temen por su descenso, sino también por su desaparición, como es el caso del San Fernando. La AFE y el sindicato Internacional de Futbolista han solicitado a la Federación Española que medie en la situación, pero en la Ciudad del Fútbol no se dan por enterados.

La situación es dramática en todo el panorama futbolístico nacional. Este año se pueden batir todos los récords de deudas. "Sí en 2007 se presentaron denuncias por 23 millones de euros, el año pasado se dobló la cifra -46 millones- y ahora nos tememos una cantidad muy superior (60 millones)", alarma el presidente de la AFE González Movilla, en declaraciones a ABC.

La AFE ha recomendado a sus afiliados que eviten aplazar los pagos con aquellas entidades "que tienen graves problemas de pagos o que pasan de Segunda a Segunda B y viceversa, o que descienden de Segunda B a Tercera, pues podría haber complicaciones para el cobro de las cantidades aplazadas".

Los clubes de Segunda B han explotado un rumor para que la AFE admita por vez primera el atraso de los pagos y evitar un descenso masivo. Pero la AFE ha sido contundete: "Quien no paga, baja". Su posición es clara. ha luchado durante tres décadas para que los jugadores cobren sus contratos y ahora no puede romper su filosofía. La situación es crítica. La Segunda B está amenazada de quiebra.

60

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios