Algeciras CF El Algeciras tiene salida

  • La mayoría de los jugadores que causaron baja con los albirrojos ya tiene nuevo equipo en Tercera

  • Ernesto encuentra sitio en el Somozas

El Algeciras CF sigue siendo una inmejorable carta de recomendación en el currículum de cualquier futbolista. El ejemplo es que la mayoría de los jugadores que vistieron la albirroja durante la pasada temporada y no siguen, por distintos motivos, en el Nuevo Mirador ya tienen un nuevo destino.

El vestuario algecirista ha sufrido una decena de bajas en lo que la directiva y la secretaría técnica entendió como una medida necesaria para tratar de mejorar el equipo que luchó por el ascenso a Segunda B hasta que cayó eliminado a las primeras de cambio en Ibiza.

Es ley de fútbol. Cada verano los clubes emprenden reformas en su plantillas, en muchos casos de forma drástica. El Algeciras 2018/19, que volverá a competir en el grupo X de Tercera, no quería una revolución pero en cierto modo era inevitable tras la marcha de José Antonio Asián. El primer movimiento de ficha importante fue el salto de José Manuel Jiménez Mané desde el terreno de juego a los despachos como secretario técnico. Suya fue la apuesta por Javier Viso, el segundo de Asián el pasado curso como nexo de unión con la continuidad del bloque. Hacían falta refuezros y para dejar entrar, primero hay que dejar salir.

Entre los descartes y los que no quisieron renovar, el Algeciras inició su lavado de cara. Desde el pasado mes de junio las noticias fueron goteando con el destino de los ex de la casa, que en su mayoría jugarán en Tercera división la próxima campaña.

El Algeciras se reencontrará con algunos de ellos cuando el balón eche a rodar de nuevo. El central cordobés Siles se marchó al San Roque de Lepe; su compañero en la defensa y paisano Andrés Salas firmó por el Xerez Club Deportivo; y el delantero también cordobés Ito estampó su firma con el Salerm de Puente Genil.

Uno de los que tuvo una oferta sobre la mesa para renovar, y además importante, el malí Moussa Sidibé pidió tiempo por si le llegaba algo de Segunda B. No pasó demasiado desde que fue desechado y poco después anunciado por la Llagostera, de Tercera, el mismo conjunto que se hizo con el ariete Chico Díaz, que entre el Algeciras y la Lebrijana al final se infló a hacer goles.

Más llamativo es lo que ocurrió con Alberto Gázquez Albertito. El trianero, que también tuvo la opción de seguir, no escuchó ofertas porque tenía decidido -a saber desde cuándo- que se iba al extranjero. El mediapunta se comprometió con el Chieti FC, un humilde club italiano que milita en la quinta categoría del país, una especie de Tercera.

El último del que se tienen noticias en haber encontrado sitio es el mediocentro Ernesto. El balear acaba de ser anunciado por el Somozas gallego con el aval, por supuesto, de haber disputado casi todo con el Algeciras.

¿Quiénes quedan? Por lo pronto el algecireño Adrián Máiquez. El lateral tiene muy reciente su dolorosa decisión de no seguir y lógicamente ya sabe que David Guti le quiere en Los Barrios. No obstante, el camino más probable para el algecirista apunta a Gibraltar con el St. Joseph de Juanjo Bezares.

El sevillano Tano, también pretendido por la Unión, es otro de los que aún está por decidirse y casi aseguro acabe en el grupo X, y falta por ver si el algecireño Javi Anaya pondrá rumbo también a la Premier del Peñón.

¿Y Solferino? Del delantero argentino no hay ni rastro... desde el día que llegó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios