Comarca

El Consistorio comienza a eliminar los símbolos franquistas de la ciudad

  • La Comisión de Patrimonio Histórico acepta dar curso a la solicitud de IU referida a las calles Amador de los Ríos, Barriada Francisco Franco, General Primo de Rivera, Pedro Cortés y Coronel Moscardó

Comentarios 45

La Comisión Municipal de Patrimonio Histórico, creada durante este mandato a iniciativa de PSOE e IU, dio en días pasados los primeros pasos, en cumplimiento estricto de la Ley 52 /2007, llamada de la Memoria Histórica, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, para erradicar del callejero local aquellas denominaciones de raigambre franquista. Izquierda Unida, que llevaba meses demandado con escritos y mociones en Pleno la aplicación inmediata de la Ley, ha mostrado su satisfacción.

Serán precisamente las calles denunciadas por IU las primeras que serán objeto de debate: Amador de los Ríos, Barriada Francisco Franco, General Primo de Rivera, Pedro Cortés y Coronel Moscardó. Así, la Comisión Municipal aprobó, con los votos favorables de PSOE e IU y la abstención del PP (el PA no acudió) iniciar el expediente de modificación de las calles referidas, encargando un informe previo aunque no vinculante a la Oficina del Cronista en el que se documente el origen histórico de las calles y se sugieran alternativas de denominación. Sin embargo, tanto el alcalde como el concejal de Cultura y portavoz de IU, Javier Mohedano, manifestaron que la decisión última corresponde al Pleno y, sobre todo, obedece a la necesidad de dar cumplimiento a una Ley de rango estatal. Precisamente la Oficina del Cronista se ha manifestado al respecto señalado varias puntualizaciones. Así, se señala que aún está a la espera de que el informe referido sea "oficialmente solicitado". Pero en cualquier caso se apunta desde este órgano que los nombres de las calles no deben de ser dirimido en el seno de la Comisión de Patrimonio Histórico, sino "desde el propio Ayuntamiento huyendo de politizar el nombre de las calles, que deben ser puestos contando con un amplio consenso de los miembros de la corporación municipal y teniendo en cuenta la opinión de la ciudadanía. Lo que no quita que se pongan nombres de personajes políticos, como han sido los casos de Amador Mora Rojas y Carlos Núñez Manso, alcaldes durante la II República y durante la dictadura de Primo de Rivera respectivamente". La asociación Mellaria, a la que pertenecen los dos cronistas, ya se posicionó en contra de la modificación de las calles referidas, justificando además que cuando hace más de 20 años se modificó el callejero de la localidad fueron eliminados "los excesivos" nombres de personajes franquistas dejándose algunos nombres de calles que, aunque puestos durante los primeros años del franquismo, la corporación entendió que debían de permanecer. Algunos de estos nombres son los que IU propone quitar. Mellaria ha recordado que entonces existieron "acertadas razones" para dejar inalterables el nombre de estas calles. La asociación ha querido recordar que la conocida como Ley de Memoria Histórica no impone la eliminación de nombres o símbolos que hagan referencia al periodo franquista, sino sólo aquellos que exalten esta etapa histórica, y entiende que ningún símbolo de estas características existe en Tarifa. Eso sí, existen recuerdos de los cuarenta años que duró la dictadura de Franco: algunos yugos y flecha, varios escudos nacionales (como el que se encuentra a la entrada del salón de plenos del Ayuntamiento) o nombres de personajes tarifeños que fueron fieles al régimen político de Franco. "Su eliminación sería borrar la historia reciente de Tarifa, que ocurrió guste o no guste".

Lo cierto es que paseando por el casco histórico uno puede encontrar numerosa simbología y reminiscencia del franquismo cuya permanencia origina rechazo y representan un agravio a la memoria de las personas que se mantuvieron firmes a la democracia. No hay que olvidar que durante el primer año de mandato de Manella y coincidiendo con la inauguración por parte de Manuel Chaves de la entonces nueva Estación Marítima, eliminaron rápidamente el escudo preconstitucional de la entrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios