Cine

Los Óscar se retrasan por el coronavirus

  • La gala de 2021 se pospone hasta el 25 de abril

  • Será la primera abierta a los estrenos en internet

El equipo de la películas 'Parásitos', en la última gala de los Óscar. El equipo de la películas 'Parásitos', en la última gala de los Óscar.

El equipo de la películas 'Parásitos', en la última gala de los Óscar. / EFE

Los Óscar de 2021, la 93 edición de los premios, se entregarán hasta el 25 de abril de 2021, dos meses más tarde de la fecha inicialmente prevista a causa del coronavirus, una circunstancia que ha obligado a modificar sustancialmente el rígido reglamento de la Academia de Hollywood.

Además del aplazamiento de la gala, hay otros dos cambios importantes aprobados por la institución: el más drástico permitirá que los filmes que no se hayan proyectado en cines puedan ser candidatos con una distribución en internet; el segundo, amplía el plazo de elegibilidad hasta febrero de 2021, en lugar de cerrarlo en 2020.

La apertura de los Óscar a internet ha sido subrayada por la propia organización como una excepción tomada "hasta nuevo aviso" por las particularidades de la pandemia, que ha cerrado los cines en la mayor parte del mundo.

Aun así marca un punto de inflexión para una institución que siempre ha defendido fervientemente la exhibición teatral, con sonadas disputas contra los nuevos gigantes de la industria como Netflix, obligada hasta ahora a estrenar sus apuestas -como Roma e Historia de un matrimonio- en cines antes que en su catálogo digital.

Por otra parte, tradicionalmente una película tenía que estrenarse durante el año natural que precede a la gala (esto es, que se vea en 2020 para poder estar en la ceremonia de 2021), pero con la mayoría de estrenos aplazados e incluso sin terminar, podrán competir cintas lanzadas hasta el 28 de febrero de 2021.

"Nuestra esperanza al extender el período es proporcionar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar y lanzar sus películas sin ser penalizados por algo que está fuera del control de nadie", explicó en un comunicado el presidente de la institución, David Rubin.

Cuarto aplazamiento en casi un siglo de historia

Aunque es la primera vez en cuatro décadas que los Óscar se aplazan, la medida se ha tomado en cuatro ocasiones a lo largo de los 93 años de historia de los galardones, pues también tuvieron que atrasarse las ediciones de 1938 (por una inundación en Los Ángeles), de 1968 (por el asesinato de Martin Luther King) y de 1981 (por el intento de asesinato del entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan).

Tampoco será la primera gala que se celebra en abril, pues en las décadas de 1960 y 1970 se organizaba a lo largo de ese mes.De hecho, la primera ceremonia de la historia se celebró mucho más tarde, el 16 de mayo de 1929.

Pese a que tradicionalmente los Óscar son el broche final de la temporada de premios, esta vez han sido los primeros en mover ficha por el nuevo coronavirus. Ahora hay que esperar la respuesta de otros galardones que aún no se han pronunciado sobre posibles cambios en su calendario, aunque algunas ceremonias están previstas tan pronto como el próximo 20 de septiembre, día aún reservado para los televisivos Emmy que todavía no han decidido cuál será su formato.

Asimismo los Globos de Oro y los reconocimientos de los sindicatos (SAG de actores, PGA de productores, DGA de directores, etc.) podrían aplazarse.

Este pasado lunes se anunció en Londres que La ceremonia de entrega de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, Bafta, se ha aplazado hasta el 11 de abril de 2021 por la pandemia de coronavirus, en línea con la decisión de la Junta de Gobernadores de la Academia de Hollywood de posponer los Óscar hasta el 25 de ese mes.

Por su parte, el hecho de que puedan competir películas estrenadas a principios de 2021 supondría que las seleccionadas por Sundance, uno de los festivales internacionales más tempranos (y de los pocos que se han celebrado en 2020), compitan por partida doble: con su selección de 2020 (prepandemia) y la de 2021, si finalmente se organiza.

El enigma de la gala

La incertidumbre sobre cómo será la nueva normalidad y qué limites habrá el próximo año está imposibilitando determinar cómo serán muchos eventos, también los Óscar, planeados para la primavera del próximo año sin un formato claro.

"Nos encontramos en un territorio desconocido este año y continuaremos trabajando con nuestros socios en la Academia para garantizar que el espectáculo del próximo año sea un evento seguro y de celebración", reconoció Karey Burke, el presidente de Entretenimiento de la cadena ABC, que emitirá la ceremonia.

Entre otros cambios, la Academia aprobó que el premio a la mejor película contará con diez cintas nominadas a partir de 2022. Asimismo impulsará la iniciativa Academy Aperture 2025 junto al Sindicato de Productores (PGA), para aumentar la igualdad, diversidad e inclusión en la comunidad cinematográfica, aunque los nuevos estándares no se aplicaran a la inmediata -y accidentada- edición.

Estrenos atrasados y rodajes sin terminar

La crisis sanitaria por el coronavirus ha tenido consecuencias demoledoras en la industria cinematográfica, que se vio obligada a suspender todos sus rodajes, incluyendo, entre muchas otros, los de superproducciones como las secuelas de Avatar, Misión: Imposible 7, Jurasic World: Dominion, Batman o la nueva cinta de Matrix.

El cine también se vio gravemente afectado por el cierre total de las salas, que llevó a aplazar los estrenos de películas como Sin tiempo para morir (James Bond), F9 (Fast & Furious), Mulan, Viuda negra, Wonder Woman 1984, Cazafantasmas: Más allá, Top Gun: Maverick o Soul.

Con tantos proyectos pausados y estrenos esperando su salida es imposible determinar qué tipo de nominados habrá en los Óscar del coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios