Policía Nacional Cae una red que defraudó 12 millones de euros usando tarjetas bancarias de EEUU

  • Los delincuentes, con ramificaciones en Cádiz y que operaban desde un hotel en un pueblo de Cáceres, estafaron a una treintena de entidades financieras

  • Más de 120 negocios locales colaboraban con la trama a cambio de comisiones del 15%

Agentes de la Policía Nacional y de los Servicios Secretos de EEUU, con material intervenido. Agentes de la Policía Nacional y de los Servicios Secretos de EEUU, con material intervenido.

Agentes de la Policía Nacional y de los Servicios Secretos de EEUU, con material intervenido. / CNP

Una investigación de la Policía Nacional y del Servicio Secreto de los EEUU ha permitido desarticular una red que se aprovechaba de la preautorización de las compras a través de tarjetas bancarias americanas para defraudar hasta 12 millones de euros en más de 120 negocios locales, principalmente de Extremadura, ya que tenía su centro de operaciones en un hotel de Miajadas (Cáceres), pero también en varias localidades de la provincia de Cádiz.

Las autoridades han detectado cargos desde farmacias hasta un club taurino dentro de la operativa de esta red que se basaba en empresas fantasmas en Estados Unidos para, tras dotarlas de una falsa solvencia económica, solicitar la expedición de tarjetas bancarias con el máximo importe disponible con el pretexto de utilizarlas en viajes por Europa.

La operación coordinada por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional ha permitido la detención de 105 personas -unas 70 de nacionalidad española- e investigar a otras 14, así como la práctica de 88 registros simultáneos en cuatro países por un fraude que se extendía en 24 provincias españolas y 15 países. Los investigadores han detectado que la red, que contactó inicialmente en el País Vasco, quería extenderse ahora por comercios de la Costa del Sol.

El fraude pivotaba en el sistema de preautorización desde el datáfono usado como lector de tarjeta, ya que se aprovechaba de la diferencia de aceptación de pago entre los bancos americanos y los españoles. La organización, que emitía facturas falsas, era de origen albanés, aunque estaba formada por nacionales de este país y también de EEUU y España, así como Grecia, Bulgaria, Venezuela y Colombia. Uno de esos socios era el dueño del hotel desde el que operaban en Cáceres.

"Veíamos cargos que se repetían en cuestión de segundos de 8.000 euros, pero luego los había de 40.000 euros e incluso de un millón de euros, que ya resultaba escandaloso para el tipo de comercio desde el que se facturaba"

La investigación comenzó hace un año y medio y es, en palabras del comisario general de Policía Judicial, Rafael Pérez, "la mayor operación contra estafas con tarjetas bancarias", ya que afecta a unos 30 bancos estadounidenses. El Encargado de Negocios de la Embajada de EEUU, Conrad Tribble, ha subrayado el trabajo de la Policía, especialmente de la inspectora Beatriz Gómez, quien "no durmió durante 20 meses de trabajo para seguir el dinero hasta sus últimas consecuencias".

Comisión en los comercios locales

La inspectora ha relatado que se han llegado a detectar más de 120 comercios en España, principalmente en Extremadura, que propiciaban el fraude a cambio de una comisión del 15%. "Veíamos cargos que se repetían en cuestión de segundos de 8.000 euros, pero luego los había de 40.000 euros e incluso de un millón de euros, que ya resultaba escandaloso para el tipo de comercio desde el que se facturaba", ha señalado.

Los investigadores han resaltado que la organización utilizaba armas de fuego porque llegaba a coaccionar a sus integrantes para que cumplieran con los requisitos que previamente habían establecido.

También han detectado a trabajadores de banca que alertaron a los  miembros de la red de que se estaban haciendo investigaciones patrimoniales y siguiendo el rastro del dinero, lo que dificultó la explotación de la operación que ha contado, entre otros, con la colaboración de Europol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios