Medio ambiente

La Junta aprueba obras de urgencia en la presa de Guadarranque para garantizar el abastecimiento

  • Se adecuará la línea 1 de bombeo de embalse muerto del pantano de Castellar

Embalse de Guadarranque, en Castellar de la Frontera. Embalse de Guadarranque, en Castellar de la Frontera.

Embalse de Guadarranque, en Castellar de la Frontera. / Erasmo Fenoy

La Junta de Andalucía ha aprobado este martes una actuación de emergencia en la presa de Guadarranque, en Castellar de la Frontera. La obras se destinarán a adecuar la línea 1 de bombeo de embalse muerto, que forma parte del sistema de explotación Campo de Gibraltar Subsistema I-1.

El Gobierno andaluz considera imprescindible acometer con urgencia las obras para garantizar el abastecimiento de agua en cantidad y calidad de la población de la comarca, ante el ciclo seco que se vive en los últimos años.

En la intervención en la presa, se realizará el ajuste del motor de la línea 1 para asegurar su correcto funcionamiento, tras la incorporación de un variador de velocidad y la instalación de nuevos cableados y conexiones. La inversión, que ronda los 73.500 euros, se imputa al presupuesto relativo a mantenimiento y conservación de infraestructuras hidráulicas en la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas en la provincia de Cádiz en el periodo 2020-2021.

La presa de Guadarranque se encuentra en la Bahía de Algeciras, concretamente a 19 kilómetros de la desembocadura del río del mismo nombre. La capacidad de almacenamiento de agua de este embalse es de 87 hectómetros cúbicos y actualmente se encuentra al 38%.

Decreto de sequía de la Junta

La Junta de Andalucía comenzó en mayo la tramitación del decreto de sequía para regular el consumo, restricciones y uso de acuíferos con los que paliar el periodo seco que sufre la región desde 2018 y que se ha agudizado en los últimos meses, especialmente en las provincias de Cádiz y Huelva.

En función del horizonte de tiempo de las reservas de agua, la situación de sequía se clasifica en moderada (agua acumulada para tres años), severa (dos años) y grave (un año).

La Junta especifica que las aportaciones a embalses en el año hidrológico 2018-2019, que llegaron en algunas zonas escasamente al 40% de los valores medios, descendieron aún más a lo largo de los primeros meses de 2020, situándose en un intervalo entre el 25 y el 10% de la media en el ámbito de los sistemas de explotación del Campo de Gibraltar.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios