Campo de Gibraltar Alternativas resalta el éxito del refuerzo policial contra el narcotráfico

  • La coordinadora contra las drogas ve una mejoría de la situación en la comarca a partir de la segunda mitad de 2018 aunque pide que no se baje la guardia

  • El decreto para prohibir las narcolanchas, uno de los hitos del año

Un agente de la Policía Nacional custodia un alijo de droga aprehendido en La Línea. Un agente de la Policía Nacional custodia un alijo de droga aprehendido en La Línea.

Un agente de la Policía Nacional custodia un alijo de droga aprehendido en La Línea. / Jorge del Águila

El año 2018 ha supuesto un punto de inflexión en la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar en el que se aprecia cierta recuperación del principio de autoridad del Estado frente a las mafias de la droga, aunque no ha sido una tarea fácil ni rápida.

Es la valoración que realiza la coordinadora contra las drogas Alternativas de un año en el que las fuerzas de seguridad, además de cuantiosas aprehensiones y detenidos, han logrado también llegar al corazón financiero de varios entramados encargados de introducir la droga en Europa a través del Estrecho de Gibraltar y blanquear los beneficios de su venta.

El presidente de Alternativas, Francisco Mena, considera que los refuerzos policiales y otras medidas puestas en marcha en la segunda mitad de 2018 ya están dando sus frutos, aunque la situación sigue siendo “muy compleja” y requiere de un esfuerzo permanente. Mena califica el recién terminado año como “marcado por un pulso al Estado” en el que la primera mitad resultó muy dura, con episodios como la liberación de un narco cuando estaba siendo custodiado en el Hospital de La Línea, la muerte de un niño en la playa de Getares en Algeciras tras ser arrollado por una lancha neumática, agresiones a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como la ocurrida en El Rinconcillo en mayo, tiroteos a los agentes o intentos de sabotaje de las nuevas embarcaciones de Vigilancia Aduanera.

Para el presidente de Alternativas, que también encabeza la federación provincial Nexos y es portavoz de la plataforma Por tu seguridad, por la de todos –en la que se agrupan los sindicatos policiales y el movimiento comarcal de lucha contra las drogas– este rosario de episodios “de película” daban muestra de la sensación de impunidad asentada a lo largo de los últimos años en la comarca junto con una falta manifiesta de medios técnicos y humanos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según Mena, la situación comenzó a mejorar en el segundo semestre gracias a algunos anuncios y medidas del Gobierno central. Entre estos hitos se encuentran los refuerzos ordenados por los ministros Juan Ignacio Zoido y Fernando Grande-Marlaska, así como el Plan de Seguridad específico para el Campo de Gibraltar con una dotación de 7,1 millones de euros. “Este plan ha propiciado comisiones de servicio que han servido para cubrir plazas vacantes en las comisarías de la Policía Nacional y en los puestos de la Guardia Civil, si bien estos fondos deberían haber tenido más efecto en la dotación de nuevos materiales como vehículos, elementos tecnológicos o chalecos antibalas que también son necesarios”, detalla Mena. El decreto para prohibir las embarcaciones neumáticas es otro de los hechos destacables del año.

Dentro de los éxitos policiales, la desarticulación de varios clanes familiares dedicados al tráfico de drogas, como Los Castaña, han marcado la segunda mitad de 2018. La sociedad civil también ha dado muestras de apoyo a las autoridades, con varias concentraciones de repulsa celebradas en Algeciras y La Línea, recuerda el presidente de Alternativas.

Francisco Mena reclama que en 2019 se mantengan las inversiones previstas en el Plan Integral para el Campo de Gibraltar y un refuerzo de vehículos y recursos materiales que contaba con un presupuesto de 21 millones de euros que permitan mantener la situación. “El Gobierno debe poner en marcha el anunciado Plan Integral para el Campo de Gibraltar. Tiene medidas de infraestructuras, pero también medidas sociales y debe servir para que se pongan en marcha nuevos juzgados, se contrate a nuevos fiscales para agilizar la justicia y se amplíe la plantilla de Vigilancia Aduanera, así como un aumento de los catálogos policiales. Es la única fórmula para que la acción policial contra el narcotráfico deje definitivamente de ser defensiva y se puedan desarticular los grupos delictivos con una acción policial ofensiva”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios