Balance anual

La coordinadora Alternativas refuerza sus programas de prevención y llega a 15.158 usuarios en 2018

  • El número de beneficiarios crece un 31% y alcanza niveles previos a la crisis

Una actividad promovida por la coordinadora Alternativas. Una actividad promovida por la coordinadora Alternativas.

Una actividad promovida por la coordinadora Alternativas.

La prevención del consumo de drogas y la integración social y laboral continúa siendo la razón de ser de la coordinadora Alternativas, cuyos programas llegaron el año pasado a 15.158 beneficiarios directos en un total de 17 líneas de trabajo agrupadas en cuatro áreas.

Se trata de una cifra de usuarios un 31% superior a la de 2017 (11.512) basada en el refuerzo de los programas y que ha permitido recuperar el volumen de usuarios atendidos de años previos a la crisis. “Se ha hecho un importante esfuerzo en 2018 por los programas de orientación laboral y la oferta educativa para llegar al máximo número posible de personas y trabajar todos los aspectos relacionados con la prevención en el consumo de drogas”, explica Francisco Mena, presidente de Alternativas.

El área de prevención, con nueve programas, fue el que más usuarios concentró durante el año pasado, con 9.417 en iniciativas como el programa Resetea (3.568) o los talleres educativos en los centros escolares de toda la comarca (1.074 beneficiarios).

El área de integración sumó 1.164 usuarios del programa Alternativas Integrali mientras que en el ámbito de la inserción laboral se desarrollaron cuatro talleres con 4.534 personas atendidas. En este caso, las iniciativas para promover la búsqueda de empleo en personas en riesgo de exclusión social llegaron a 2.736 personas en Los Barrios, Jimena y Castellar a través de un programa de orientación. También hubo talleres en la prisión de Botafuegos (167 usuarios), en la zona sur de Algeciras (320) y en la Estación de San Roque (1.311).

Alternativas también llegó a 43 usuarios dentro de la cuarta línea de trabajo, la de garantía alimentaria, mediante tres campamentos de verano para atender a menores en los que, además de ofrecerles desayuno y almuerzo, se trabajaron aspectos transversales de la prevención en el consumo de drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios