Real Balompédica Linense La Balona completó una remontada después de ... ¡cuatro años!

  • Los albinegros no firmaban una victoria tras ir perdiendo desde el 16 octubre de 2016

  • En ese periodo los linenses jugaron 133 partidos de Liga y sumaron 42 triunfos

  • Cuatro técnicos dejaron el cargo sin voltear un resultado adverso

  • Calderón lo logra en su decimotercer duelo en el banquillo

Jugadores de la Balona festejan el gol de Paco Candela, el del triunfo sobre el Cádiz B Jugadores de la Balona festejan el gol de Paco Candela, el del triunfo sobre el Cádiz B

Jugadores de la Balona festejan el gol de Paco Candela, el del triunfo sobre el Cádiz B / Jesús Marín

La Real Balompédica Linense no solo logró este domingo auparse al coliderato del grupo IV-A de la Segunda B, sino que con su victoria en El Rosal sobre el Cádiz B (1-2) rompió con una auténtica maldición [deportiva se entiende] que le perseguía ¡desde hace cuatro años! El equipo de La Línea no remontaba en Liga un marcador adverso (entiéndase como tal lograr la victoria después de ir por detrás en el marcador) desde que el 30 de octubre de 2016 lo hizo en el Municipal sobre el CD El Ejido. En ese periodo ha disputado la friolera de 133 encuentros de Liga, en los que había firmado 42 triunfos.

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) asegura que insólito significa “raro, extraño, desacostumbrado”. Por lo tanto se puede escribir sin temor a caer en la hipérbole que la victoria de la escuadra linense sobre el Cádiz B del domingo tiene connotaciones insólitas. Cuatro largos años han pasado sin que la Balona celebrase un triunfo después de verse por detrás en el marcador. Para ser exactos 1.477 días (cuatro años y 17 días)

En el Ramón Blanco el Cádiz B se adelantó en el minuto 11 merced a un tanto de Chapela en un despiste defensivo tras un saque de esquina. Pero primero Pito Camacho (39’) y más tarde Paco Candela (53’), por cierto ambos de cabeza, voltearon el tanteador.

La demoledora estadística demuestra que la última remontada (entiéndase como tal verse por detrás en el marcador y acabar venciendo, no empatando) en Liga hay que localizarla nada menos que al 30 de octubre de 2016. En la undécima jornada de la 2016-17 y en el Municipal. El CD El Ejido se puso por delante por medio de Samu del Corral en el minuto 54.El ahora jugador del Puente Genil Gato (66’) y el del Sabadell Stoichkov (87’) dieron el triunfo a los de casa, entrenados por el jerezano Manolo Ruiz. Como si de una premonición se tratase Europa Sur tituló su crónica: “Más que una remontada”.

Aquella temporada la Balompédica lograría aún nueve victorias más, a las que hay que sumar once de la andadura 2017-18, otras tantas en la 2018-19, diez de la inacabada andadura 2019-20 y la consumada en Arona ante el CD Marino de la primera jornada de la presente campaña (o sea 42) sin haber dado la vuelta a una ventaja del adversario.

En ese periodo y tras la destitución de Manolo Ruiz, pasaron por el banquillo balono el actual preparador del filial, Juan Mari Sánchez, el del Club Deportivo Cacereño, Julio Cobos, Pedro Sánchez de la Nieta y el ahora preparador del Atlético Baleares Jordi Roger, que dejaron el cargo sin haber alcanzado una sola remontada.

Antonio Calderón sólo ha precisado trece duelos ligueros en el banquillo para dinamitar esa nociva costumbre. Algo tendrá que ver el carácter del preparador gaditano, que ¿casualmente? fue a protagonizar este particular exorcismo [deportivo] precisamente en la que durante tantos años fue su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios