Pedro Sánchez de la Nieta. Exentrenador de la Real Balompédica Linense

"Nadie podrá quitarme la medalla de haber salvado a la Balona"

  • Horas antes de que sea anunciado el nombre de su sustituto, Pedro Sánchez defiende su trabajo en la Balompédica

  • "Respeto la decisión del club de no renovarme, yo lo intuía porque no había contacto", dice

Sánchez de la Nieta, en el Municipal. Sánchez de la Nieta, en el Municipal.

Sánchez de la Nieta, en el Municipal. / jorge del águila.

Comentarios 1

Sin un solo reproche pero sin dejar pasar la oportunidad de reivindicarse. Pedro Sánchez de la Nieta pasará poco después del mediodía de hoy -cuando el club haga oficial el nombre de su sustituto- a ser, oficialmente, exentrenador de la Balona. El técnico de Daimiel admite que al finalizar la competición tuvo la esperanza de que le fuese ofrecida la renovación, pero asume que el club es soberano al decidir. "Lo que ya nunca me podrá quitar nadie es la medalla de que yo ayudé a salvar a una Balona que estaba hasta el cuello de barro a falta de tres jornadas, ni voy a permitir que se minimice el trabajo que se hizo en ese periodo, que ahora parece que era todo muy fácil, pero había que veros las caras a todos cuando yo llegué".

El pasado 24 de mayo Europa Sur desveló que la junta directiva de la Balompédica había decidido no proponer la renovación a Pedro Sánchez. Aunque el club sigue sin hacer pública esa determinación, hoy dará a conocer el nombre del nuevo técnico y con ello confirmará el relevo en el banquillo. "La verdad es que yo lo intuía, porque no había un contacto, pero tres o cuatro días después de verlo publicado en vuestro periódico hablé con Mario [Galán] y él fue muy sincero y me dijo me estaban buscando otra línea de entrenador y asumí que estaba todo resuelto", explica De la Nieta.

"Mentiría si dijese que no se me pasó por la cabeza que el presidente podría plantearme la renovación después de conseguir el objetivo, pero igual que cuando yo sigo en el cargo tomo la decisión de prescindir de algunos futbolistas, la Balompédica está en su derecho de hacer lo mismo conmigo, no hay nada que reprochar", puntualiza el extrenador balono.

"Lo que quiero que quede muy claro es que a mí me ha valido la pena y mucho la experiencia en La Línea", recalca. "El hecho de que no vaya a continuar en el club no puede para nada eclipsar lo que yo he disfrutado allí durante esas tres semanas, consiguiendo un logro que el primer día muchos me hacían llegar que era casi imposible".

"Supone una satisfacción muy grande que desde mi apartado he colaborado para que el club siga en Segunda B y además para mí personalmente supone una satisfacción de que lo dejé clasificado por encima de lo que estaba cuando yo llegué", desliza.

"¿Qué si se ha valorado ese trabajo? Es muy difícil pronunciarme desde lejos", responde. "Entiendo que eso será algo íntimo de cada aficionado, de cada informador y en general yo quiero pensar que sí, que se ha valorado. ¿Cuánto? Imagino que como casi todas las cosas de la vida con el tiempo se valorará mucho más lo que se consiguió en esos tres partidos, sobre todo teniendo en cuenta el estado de ánimo que había dentro y fuera de la caseta cuando yo llegué".

De la Nieta asegura que no se arrepiente "para nada" de haber aceptado la oferta que le realizó la Balompédica. "Desde el primer día estaba convencido de que lo conseguiría", recalca.

Pedro Sánchez dice que con independencia del éxito deportivo, de su paso por La Línea se lleva "el trato recibido" por parte de la afición, medios, directivos, jugadores… "por eso supuso tanto para mí lograr la salvación, para poder dar una satisfacción a toda esa gente que me estaba demostrando tanto cariño".

"Insisto, esa medallita quedará en la historia, en la estadística, pero sobre todo quedará para mí, porque pude corresponder a la confianza que todo el mundo demostraba en mí", abunda De la Nieta, que admite que su peor momento llegó tras la derrota en Jumilla, en su primer partido.

Acabado este periodo, Sánchez de la Nieta no deja cerrada la puerta a un posible regreso en el futuro al vestuario del Municipal. "Ni creo que ellos tengan nada en contra mía ni desde luego yo puedo decir una sola palabra en contra de todo lo que significa la Balona, así que si un día vuelve a sonar mi teléfono, será cuestión de ponernos de acuerdo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios